El camino a casa, a punto de derrumbe

17/01/2019

El muro de un estanque en La Higuera Canaria está en pleno proceso de desplome y tiene en vilo a los vecinos de la calle Afrodita. Piden a la heredad y al Ayuntamiento una solución ya

Los vecinos sintieron un estruendo. Como si un coche se hubiera estampado en la carretera general o en la calle Minerva, que les queda justo al lado. Pero no. Les tocaba más de cerca. El ruido que escucharon provenía de su misma calle, de la pequeña senda que les sirve de acceso a casa. Se vino abajo medio muro de un estanque, que está aún en uso y con el que lindan, una estructura de piedra y tierra que, al menos a simple vista, se percibe muy inestable. Fue en La Higuera Canaria, en un tramo solo para peatones de la angosta calle Afrodita, la noche del 20 al 21 de diciembre de 2018. La semana que viene se cumple un mes desde el incidente y todo sigue igual. Mejor dicho, todo no. La desesperación vecinal es mayor.

Alejandro Reina no vive allí, pero es el tutor legal de su hermana, que reside en una de las dos viviendas que están más afectadas porque el camino hasta sus casas descansa precisamente sobre ese lado del estanque a pique de venirse abajo. Aquella noche del 20 al 21 de diciembre se desprendió una parte y teme que cualquier día de estos caiga el resto. Ya no sabe a dónde acudir. Lo primero que hizo fue llamar a la Policía Local, que se personó, hizo fotos y levantó acta. No ha sabido nada más del Ayuntamiento. Sabe que su responsabilidad no es directa, pero entiende que un problema así le incumbe. «Pagamos nuestros impuestos y pedimos que al menos se nos garantice la seguridad en el acceso a nuestras casas». Dice que solo el edil de Ciuca, Juan Antonio Peña, se ha interesado por ellos.

También alertó sobre la marcha a la propietaria del estanque, es decir, a la heredad o comunidad de regantes de González Guerra, y tampoco ha hecho nada todavía. «Les mandé fotos, hablé con la presidenta y me dijo que iba a venir aquel sábado, pero no vino», se queja. Ahora sí le consta que esa heredad tiene convocada una reunión para este sábado y que en el orden del día llevan la situación de este muro.

Dada la falta de respuestas Alejandro inició una campaña en redes sociales y medios de comunicación. Colgó incluso un vídeo grabado por él para sensibilizar sobre la amenaza que se les cierne. También encargó un informe técnico a un arquitecto sobre la estabilidad de ese muro y ya ha puesto el caso en manos de un gabinete jurídico. «Tengo claro que voy a denunciar, nadie me hace caso y aquí puede pasar una desgracia», se lamenta.

Por lo pronto, y por recomendación de la Policía Local, mantiene cerrada la puerta, antes siempre abierta, que tienen colocada al principio de ese paso en riesgo. El problema es que su hermana y sus vecinos han de pasar sí o sí. Y viven al lado.

  • 1
  • 2
    Cargando reproductor ...
  • 3
  • 4
    Cargando reproductor ...
  • 5
    Cargando reproductor ...
  • 6
    Cargando reproductor ...
  • 7
    Cargando reproductor ...
  • 8
    Cargando reproductor ...
  • 9
    Cargando reproductor ...