El Ayuntamiento atribuye al polígono de Salinetas la limpieza de sus vías

17/04/2018

Desde el Ayuntamiento de Telde se mostraron ayer muy taxativos. La limpieza de las calles del polígono industrial de Salinetas compete a los propios empresarios. Así lo aseguró ayer el concejal de Servicios Municipales, Eloy Santana, ante la denuncia por los residuos acumulados en la calle Encofrador.

Eloy Santana advierte de que esas calles del área fabril de Salinetas no han sido recepcionadas por el Ayuntamiento, por lo que, en puridad, las tareas relacionadas con su mantenimiento, desde el asfaltado a la limpieza, la recogida de los residuos o el cuidado de sus jardines, es responsabilidad de los empresarios radicados en el polígono. El concejal hace esta precisión a raíz de la difusión del mal estado en el que se halla una de sus vías, la calle Encofrador, convertida en un estercolero público, oculto e impune, con restos de todo tipo de residuos a uno y otro lado. Solo queda despejado un carril central, que es el que posibilita que aún se pueda circular por ella.

No busca el edil con esta aclaración, según precisó este lunes, despejar balones fuera ni eludir la inquietud que ese abandono genera en la corporación local, sino que simplemente pretende explicar por qué el consistorio aún no ha intervenido. «Tenemos que fijar prioridades, somos conscientes de que ahí hay un problema y nos hemos ofrecido a colaborar con los empresarios, pero entre que no es una zona residencial y que tampoco es competencia municipal, estamos esperando a contar con el tiempo y recursos extra suficientes para echarles una mano y actuar».

Y todo indica que ese momento está cada vez más cerca. Santana confía en que antes de que acabe mayo esa calle pueda estar limpia. «Intentaremos colaborar con los empresarios con el personal de uno de los convenios de empleo que tenemos en marcha en Telde; no será fácil, porque habrá que recurrir a al menos 10 o 15 trabajadores y necesitaremos de al menos 15 días», señaló el edil.

Complicará la tarea la diversidad de materiales existente en esta especie de estercolero público. Hay desde sofás (en torno a una veintena), a muebles de madera o de aluminio, piezas de baño, escombros de obra, colchones, infinidad de prendas de ropa, cristales o televisores. Su recogida requiere gestores especializados.

La posición de los empresarios

El presidente de la Asociación de Empresarios del Polígono industrial de Salinetas, José Juan Batista, subrayó este lunes que les preocupa mucho el estado que presenta la zona industrial, y particularmente, la presencia de tanta basura en la calle Encofrador y aledañas. «El problema es que estamos atados de pies y manos, ya pedimos presupuesto para hacer una limpieza de choque y nos advirtieron de que no podíamos, que tendríamos que contar con varios gestores de residuos especializados». Así las cosas, explica Batista, optaron por pedir la colaboración del Ayuntamiento. «Nosotros podemos costear la operación, pero hemos pedido una dirección técnica, una coordinación municipal». Tienen un operario para limpiar sus calles, pero no basta para esta actuación.