El albergue de animales tendrá 40 plazas y un parque de perros

18/04/2019

La obra exige una inversión de 115.000 euros que el Ayuntamiento espera financiar con una subvención del Cabildo. El equipamiento se ubicará donde estaba el vivero, ya desmantelado

El futuro albergue de animales de Telde, que pasará a llamarse Centro de Estancia Temporal de Animales o CETA, tendrá capacidad para albergar hasta 40 perros o gatos y contará además con un parque para canes. El edil de Protección Animal, Abraham Santana, explica que ocupará una superficie de 1.782 metros cuadrados en el emplazamiento que durante años acogió en San Juan el vivero municipal de plantas, desmantelado y sin uso desde hace tiempo. Se ubicaría así junto al puente de los Siete Ojos, en un margen de la carretera general que conduce a Jinámar, justo en la esquina de enfrente a donde se hallan las actuales, que a su vez lindan con la vía que lleva a La Higuera Canaria.

Santana confiesa que le hubiera gustado acabar el mandato con esta obra construida, pero subraya que al menos ya hay un camino recorrido para que este CETA pueda ser una realidad lo antes posible. De entrada, pone sobre la mesa que el proyecto está redactado y destaca que no ha costado ni un euro. Pero también añade que el expediente dispone de informe urbanístico favorable. Según ese dictamen, el suelo en el que se ubicará permite la implantación de un núcleo zoológico en el que albergar un CETA.

El principal escollo ahora es la financiación. La construcción de este equipamiento, cuyas obras se ejecutarían en 3 meses, exige una inversión de 115.796 euros y el Ayuntamiento no dispone de partida para hacerle frente. Así las cosas, según explica Santana, su departamento ha recurrido a la colaboración del Cabildo y ha tramitado una solicitud de subvención por dos vías distintas, o lo que es lo mismo, a dos consejerías, a la de Presidencia y a la de Medio Ambiente. «Estamos esperando respuesta».

La nueva instalación mejorará de forma sensible el servicio. Las dependencias actuales, que podrán mantenerse para un uso complementario, tienen capacidad para 10 o 12 animales y las jaulas no reúnen condiciones óptimas. El CETA proyectado, que podrá albergar hasta 40 animales, tendrá instalaciones diferenciadas para perros y para gatos. La residencia canina ocupará 564,66 metros y la de gatos, 273,7. Además, contempla un parque para perros para practicar dinámicas y juegos de 909,64 metros.

Con voluntarios y visitas escolares

El Ayuntamiento quiere hacer del CETA el timón de sus políticas en favor de los derechos de los animales. Su idea es convertirlo en un centro abierto que serviría para hacer campañas de concienciación y fomentar las adopciones. Por eso, se promovería como destino para las visitas escolares. Y la gestión, apunta el edil, la mantendría el consistorio con el auxilio de voluntarios, como en el CETA de Ingenio. La limpieza de las instalaciones están incluidas en el contrato del servicio de recogida de animales abandonados.