El adiós al plan de ajuste en 2020 «marcará un antes y un después»

14/10/2019

Quedan por saldar solo 22 millones de los más de 153 que había de deuda bancaria en 2015 y la previsión es llegar a cero el próximo año. Además, se reactivará el Plan General de Ordenación

El grupo de gobierno hizo ayer un balance de los 100 primeros días al frente del Ayuntamiento de Telde poniendo en valor el haber ejecutado más de una acción por día durante estos meses. También detalló los objetivos marcados por el tripartito a corto, medio y largo plazo. Destaca la meta fijada para 2020 de saldar una deuda que ya se ha reducido en 131 millones de euros desde 2015. En relación a la deuda por expropiaciones, el alcalde afirmó que se ha cumplido al 100% con toda la previsión de pago establecida por los Juzgados para el plan de pagos de las mismas.

Esta deuda cero supondría decir adiós a una férrea política de ajustes y recortes que lleva desde 2012 limitando al municipio. «Finiquitar la deuda bancaria marcará un antes y un después», aseguró la vicealcaldesa Carmen Hernández. A esto se suma que el «Ayuntamiento de Telde va convirtiéndose en una verdadera Administración del siglo XXI, siendo referencia para otros ayuntamientos de Canarias», sentenció la edil de Nueva Canarias quien acompañó al alcalde, Héctor Suárez, y al líder de Más Por Telde, Juan Francisco Artiles, junto al resto de concejales.

El regidor municipal anunció que Telde reactivará la aprobación del Plan General de Ordenación, que permitiría el crecimiento tanto expansivo como dotacional de un municipio que reclama con urgencia actualizar el ya obsoleto plan general de 2002. Además, adelantó que se contará para el próximo año un nuevo presupuesto que será «expansivo y social». Con el mismo se pretende conseguir «la reactivación económica del municipio y la generación de empleo estable y de calidad», otros dos grandes focos de atención del gobierno. El objetivo es «dinamizar la economía y facilitar la inversión público-privada», amplió el alcalde.

El sueño de Suárez es que Telde llegue al final de la legislatura del tripartito siendo «más sólida, más cohesionada, más justa, más igualitaria y más social». «Una sociedad que se desarrolle y avance al mismo ritmo para todos los ciudadanos, vivan donde vivan, y lo hagan bajo los parámetros que exigen un ciudad como la nuestra; la cuarta más importante de Canarias», dijo.

Los líderes se felicitaron por el trabajo «coordinado y cohesionado» de las fuerzas del pacto. «Se ha impuesto la responsabilidad, la comunicación y la transversalidad», concluyeron.