Drag Sethlas, reinona de la bohème

06/04/2019

Drag Noa y Drag Mulciber le acompañaron en el trono. La obertura fue espectacular, con números sobre patines y en agua. El auditorio estuvo casi lleno. Causó sensación el original juego de pantallas que sirvió de decorado

ETIQUETAS:

El Telde más parisino, el más descarado y transgresor, ya tiene quien le represente. Drag Sethlas fue proclamada anoche reinona de la boheme en un auditorio, el del parque de San Juan, con buena entrada. Una salva de voladores sirvieron de coro al estrépito. Encandiló al jurado su fantasía Abran puertas y déjenme entrar..., diseñada por Nelson Rodríguez y Adrián Castellano y que lució en representación de Pirotecnia Huracán y Bahía Blue 21. El veredicto se conoció con puntualidad televisiva (retransmitió la Tele Canaria). Además, no solo ganó, sino que estrenó cetro. En Telde eso del cetro era simbólico.

No estará solo en su trono. Aunque este carnaval está dedicado al París de los años 20 y no hay más republicano que un francés, Telde estuvo generoso, y libertino, y le buscó una pléyade de cortesanos a su reinona. El privilegio de primer clasificado, y con derecho exclusivo a mantenerle el cetro, recayó en Drag Noa, con la fantasía Toxic y el patrocinio de Yaiza Moreno Spa y el Pub La Araña. Y el segundo clasificado fue a parar a Drag Mulciber, que lució un diseño de Borja Ferrera, en representación de Bahía Blue 21-Ocean Club.

La coronación puso el colofón a una gala, dirigida por Nauzet Afonso, en la que deslumbraron su decorado digital (en un juego de pantallas) y que resultó ágil y divertida, dos ingredientes que agradeció el público que resistió el fuerte frío, casi congelante, que hacía anoche. La propia alegoría de este carnaval, la del París de los locos años 20, conectó muy bien con el universo drag, tan dado a la libertad y buen humor.

A la defensa de estos principios y otros, como la solidaridad, la diversidad o el respeto al otro dedicó el maestro de ceremonias de la obertura, el actor José Carlos Campos, uno de sus speech iniciales. Dijo que hoy la felicidad no es completa cuando mueren inmigrantes en el mar, hay gente que se burla de una persona trans o se forman manadas para agredir a mujeres. Frente a ese mundo está el París de aquellos años, en el que sumergió al público con la interpretación del clásico Willkommen, de Cabaret, a partir del cual el escenario se convirtió en un teatro. Entonces se sucedieron los números, de pool dance, acrobacia o patines, que acabó en un original show acuático, con una danza bajo el agua y dentro de una copa gigante. Drag Quirón, el ganador de 2018, actuó justo después.

A partir de ahí Yanely Hernández, Elvis Sanfiel y Mariano Peña se hicieron con la gala, y con el favor del público, y dirigieron con saber hacer el desfile de los 14 candidatos, en dos bloques. De la música se encargaron Neo Pinto, Jorge González, Yurena y Nalaya, que cerró las actuaciones. Hoy toca cabalgata, desde las ramblas de Picachos (17.30).