Del Guiniguada al Nuevo Apolo

17/02/2020

La artista Jeniffer Lima, nacida en Los Picachos, forma parte del elenco de ‘El Médico’, el musical más valorado de España. Con solo 29 años ya acumula una destacada trayectoria entre bambalinas.

ronald ramírez alemán / telde

Interpreta, canta y baila. Son sus dones, y la mejor manera de aprovechar este trío de habilidades es a través de los musicales, donde todo su talento le está llevando a protagonizar una proyección imparable. Tiene claro que es su vida, y aunque podría prescindir de algunas de estas tres disciplinas, sabe que con el tiempo sentiría que le falta algo. Es Jennifer Lima, una artista que nació hace 29 años en Los Picachos, en Los Llanos, y que ahora vive un sueño en Madrid formando equipo con profesionales de renombre como el argentino Gerónimo Rauch, la portuguesa Sofía Escobar o la gallega Ana San Martín. Junto a ellos da vida a El Médico, un megaproyecto musical basado en al novela de Noah Gordon que cuenta con cuatro millones de euros de presupuesto y que acumula premios, convirtiéndose en el número uno para la crítica y siendo considerado el mejor musical en el Brodwayworld de 2019.

Ahora se irá de gira por toda España con este asombroso espectáculo que se exhibe de miércoles a domingos en el Teatro Nuevo Apolo, ubicado en la madrileña plaza de Tirso de Molina. «Es el show más grande en el que he trabajado nunca, aprendo cada día junto a los mejores y el hecho de estar vinculada con ellos hasta abril de 2021 me da una tranquilidad y una estabilidad que en este mundo es muy difícil de conseguir», relata Lima sobre los mayores frutos que hasta ahora ha logrado gracias a que un día tuvo la valentía de dejarlo todo para perseguir este sueño. «Estaba estudiando ADE en la ULPGC, pero abandoné la carrera para meterme en la Escuela de Actores de Canarias», rememora sobre cómo comenzó todo.

Era la noche de San Juan del año 2013 cuando Jennifer se subió por primera vez al escenario. No a uno cualquiera ni con un papel secundario, era la protagonista de una obra que representaba junto a la Orquesta Filarmónica en el Teatro Guiniguada. «Fue un subidón y eso que actué con fiebre», relata sobre una experiencia que le marcaría para siempre. A partir de ahí comenzó a interpretar musicales infantiles, como el de Pippi Langstrump, con importantes actores del panorama regional que iban desde Mingo Ruano hasta José Carlos Campos. Incluso encarnó el papel de Ania de Lanzarote en la película de Armando Ravelo, La Tribu de las 7 Islas.

Y ahora está encantada en Madrid. Sabe que la oferta que encuentra en la capital es incomparable a la de la isla y que su futuro está allí. Aún así, cada vez que puede viene a Gran Canaria, ya que le encanta actuar bajo el calor de los suyos. El año pasado, por ejemplo, vino a hacer Pinocho en el Teatro Pérez Galdós con la productora Zalakadula. Pero es en la capital de España donde mejor puede explotar su talento, dejarse ver y seguir creciendo como profesional. «Me terminé de formar en el Estudio Coraza para el Actor, que es una de las mejores escuelas, y después hice musicales muy importantes como Oliver! o The Rocky Horror Show», detalla esta artista isleña sobre una carrera que no deja de progresar y una vida de la que está enamorada dedicada al espectáculo musical.