La policía de Santa Lucía exige plazas y dejar de «hacer recados»