El Sureste ya recicla la materia orgánica

19/10/2018

El barrio de Las Rosas, en Agüimes, ha sido el lugar elegido para depositar el primer contenedor para este tipo de residuos. Para abrirlos hace falta una tarjeta que evitará la acción de personas que puedan romper el proceso del compost

ETIQUETAS:

El barrio de La Rosas, en el municipio de Agüimes es, desde ayer, la primera comunidad de vecinos donde se ha instalado la recogida selectiva de residuos domésticos, con un tipo de contenedor que se ve por primera vez en Canarias.

El presidente de turno de la Mancomunidad del Sureste, Óscar Hernández, acompañado de la alcaldesa en funciones de Ingenio, Ana Hernández, presentó el primer contenedor que sólo admite este tipo de residuos, exactamente sobras de pescado y carnes; jardinería, plantas, hojas y flores; tapones de corcho, cerillas y serrín; otras sobras de cocina; cáscaras de huevo y frutos secos; sobras de frutas y vegetales; restos de infusiones y posos de café y servilletas usadas y papel de cocina, instalado enfrente del Colegio María Muñoz Molina.

Esta iniciativa pretende avanzar por el camino del Vertido Cero, en un paso más hacia la economía circular. Estos residuos serán tratados para generar compost en la planta de Juan Grande, donde se dispone de las instalaciones adecuadas.

Otra de las novedades que presentan estos contenedores, 250 en total que se repartirán por los tres municipios que integran la Mancomunidad del Sureste, es que no están abiertos de forma indiscriminada sino que hace falta una tarjeta para proceder a su apertura y poder depositar dentro los residuos orgánicos.

«Se trata», explicó el presidente de la Mancomunidad, «de ir creando, poco a poco, la cultura de este tipo de reciclaje de forma que se repartirá la tarjeta, primero en asociaciones y colectivos de ciudadanos pequeños para evitar que caiga en el contenedor cualquier otro elemento que haría imposible después la elaboración del compost»

«Esa es una de las razones que nos han llevado a la instalación de este primer contenedor en este barrio, cuyos vecinos siempre han sido vanguardia a la hora de participar en este tipo de iniciativas».

Toneladas. Los habitantes de la Comarca del Sureste generan un total de 43.185 toneladas al año de basura sin contar el papel, el vidrio, y todos los restos que depositamos en los contenedores amarillos y que, según los datos obtenidos de la composición de esta bolsa de basura, un 27% correspondería a la fracción orgánica. Según estos cálculos, el objetivo es avanzar hasta recuperar la mayor parte de las 11.700 toneladas que corresponden a residuos orgánicos.

La inversión realizada en este proyecto suma 514.000 euros y ha sido financiada en su totalidad por el Plan de Mancomunidades del Cabildo de Gran Canaria, con el suministro de dos camiones de recogida y 250 contenedores.

Según Óscar Hernández, «las 131.807 personas que habitamos en el Sureste hemos reducido cada año la basura doméstica en más de 29.000 toneladas al año».