Sureste

A la caza de rumores xenófobos en Santa Lucía

08/10/2018

Los agentes antirumores empiezan a trabajar en su formación la semana que viene. Suponen una verdadera novedad, aunque si se les enmarca en el trabajo de los gobiernos municipales se empieza a entender mejor. Trabajarán tanto fuera como dentro de la administración

Se llaman agentes antirumores y se encargarán, a través de la formación y la educación en valores de ir desmontando todos aquellos prejuicios que tienen que ver con el imaginario colectivo respecto a ideas preconcebidas que no tienen nada que ver con la realidad, sobre todo en determinados colectivos.

«Se trata de desconstruir, desde el trabajo colectivo, todo aquello que tiene que ver con no asumir la diferencia, con la falta de respeto a otras formas de vivir, de pensar y de defender cierto tipo de volares», explica la responsable de este proyecto desde el área de Solidaridad del Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana.

La creación de estos agentes antirumores está englobado en el proyecto Camino, es una de las líneas de formación, con tres niveles de actuación: talleres de prevención de la xenofobia en centros escolares o en servicios municipales; programación de mesas de experiencia y, finalmente, la creación de los agentes antirumores, que ayuden a desmontar los prejuicios relacionados con la diversidad cultural, «de forma que fomenten el pensamiento crítico frente a los rumores».

Desde dentro

La elección de estos agentes y su formación estará abierta al público en general, a los que al final de la misma se les preguntará si quieren trabajar en este campo. «Esto se hará desde fuera pero también tendremos una línea de trabajo desde dentro de la administración, sobre todo en aquellos departamentos que atienden al público, de forma que, desde el interior de la propia estructura administrativa los trabajadores tengan herramientas para ir eliminando determinados pensamientos que se incorporan al subconsciente colectivo y pueden generar conflictos muy perniciosos para nuestra sociedad».

Jeniffer Galván explicó que la formación es de 20 horas online y 10 horas presenciales con una primera previsión de 20 plazas «aunque el proyecto Camino está planteado en un horizonte que llegue a 2022 y con la perspectiva de analizar y detectar en qué departamentos es más necesario hacer este tipo de trabajo de cohesión social.

La responsable política de esta iniciativa, la concejala de Solidaridad del Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana, Pino Sánchez, explica que si «queremos que la semilla de la solidaridad germine, hay que seguir sembrando y cuidando el cultivo, no se puede dejar en barbecho porque otras cuestiones como el fomento de la sociedad del consumo donde estamos ahora no lleva a devorar de todo y eso incluye nuestra solidaridad y el análisis crítico de una sociedad que debe seguir educándose».

«Se trata de defender el bienestar de nuestra sociedad», explica la responsable municipal «y sólo lo podemos hacer desde la concienciación de lo que somos, de lo que hemos querido potenciar siempre, una sociedad de convivencia, donde más de 100 nacionalidades se mueven en nuestra sociedad y de lo que estamos muy orgullosos».

Para Pino Sánchez, «desde este gobierno municipal tenemos muy claro que la heterogeneidad es una oportunidad y no una amenaza, porque nos consideramos ciudadanos del mundo y por esta razón, este proyecto y la formación de personas que nos ayuden a derribar prejuicios y posturas contrarias a una convivencia pacífica, es algo que consideramos fundamental».

La responsable política reconoce que «vivimos malos tiempos, la política de Europa es construir alambradas, se están radicalizando las posturas, de forma que vemos al que viene de fuera como un enemigo, llegando incluso a criminalizar a aquellos que están dando su vida por rescatar la de otros en medio del mar».

Precisamente por eso, Sánchez considera que hay que seguir trabajando en el ámbito de la solidaridad «porque por mucho que llevemos años en ello, cualquier despiste nos vuelve a llevar una situación indeseable».