Obras Públicas estudia una propuesta de Mogán

Un rotonda en la GC-1, alternativa a los desprendimientos en la vía de Taurito

13/10/2017

Mogán quiere que el Gobierno de Canarias y Cabildo adopten una solución provisional a la carretera GC-500, cerrada desde hace más de dos meses debido a la caída de piedras.

Mogán propondrá en la próxima reunión de los responsables de Obras Públicas del Gobierno y el Cabildo de Gran Canaria la creación de una rotonda provisional sobre la autopista GC-1 y la construcción de un enlace con dirección Playa de Mogán, con objeto de resolver el cierre por desprendimientos que afecta al tramo de la carretera GC-500, entre Taurito y Playa de Mogán.

La alcaldesa Onalia Bueno, que ha pedido estar presente en ese encuentro bilateral, ha planteado la misma propuesta a técnicos del Gobierno canario, quienes se comprometieron a analizarla para estudiar su viabilidad.

«El cierre del tramo de la GC-500 va para largo y tenemos necesidad de resolver a corto plazo las demandas de los numerosos vecinos y usuarios de esta vía, ya que está impidiendo la circulación de ciclistas, de los propietarios de vehículos de licencia, de las barredoras municipales y afectando al sector turístico de Taurito, que para hacer tres kilómetros se ven obligados a dar un rodeo de diez», reveló la alcaldesa, quien explicó que los técnicos «han visto con buenos ojos» la idea de la rotonda, una medida que de llevarse a la práctica obligará a rebajar el tramo de la condición de autopista a autovía con objeto de que por el trazado del túnel entre Taurito y el barranco de Mogán, puedan circular bicicletas, ciclomotores y los vehículos de licencia.

«Se trata de un tramo con baja densidad de tráfico que bien puede ser convertido en autovía sin dificultad», añadió Bueno, quien asimismo insiste ante el Gobierno de Canarias y el Cabildo en que haya una solución definitiva a largo plazo, con la creación de un nuevo enlace que se incluiría dentro del próximo convenio de carreteras.