José Carlos Álamo, concejal de Atención y Cuidado del Litoral de San Bartolomé de Tirajana

«Tenemos 300.000 usuarios diarios»

07/08/2017

El concejal de atención y cuidado del litoral en el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana asegura en esta entrevista, que todas las playas del municipio afrontan uno de los veranos más concurridos garantizando la calidad del agua de baño y con refuerzo de la seguridad.

Es verano y las zonas de baño en esta época se masifican. ¿En qué condiciones se encuentran las playas, tanto las de uso masivo turístico, Meloneras, Maspalomas, del Inglés, Las Burras y San Agustín, como las otras, más frecuentadas por el usuario local o visitante de la isla?

—Tenemos un litoral de casi 40 kilómetros, que tiene un uso frecuente y masivo en verano, lo que nos obliga a intensificar los servicios para garantizar el buen uso de las mismas. En materia de limpieza se hace un trabajo importante en todas, en algunas con especial frecuencia, dado uso masivo. En las de Castillo del Romeral y El Pajar, muy frecuentadas en los meses de verano, se refuerza la limpieza y los cuidados. Las playas con uso masivo turístico cuentan con una mayor presencia de socorristas y en las otras, un servicio itinerante.

Sanitariamente, ¿todas las playas son aptas para el baño?

—Absolutamente todas. Tenemos unos servicios permanentes de inspección y análisis de la calidad de las aguas de baño que, por lógica, es más intenso en las playas turísticas. Si se detectara algo anormal, se hace un control extraordinario. Pero desde Castillo del Romeral hasta la playa del Callao, en el límite con Mogán, la calidad de las aguas de baño es excelente. Por ello y por otras cuestiones más, a nuestra joya de la corona la tenemos en el extenso litoral.

¿La frecuencia de los controles sanitarios es semanal?

—Sí. En las turísticas es semanal y en las demás es igualmente permanente. Recientemente tuvimos un episodio con algas y se hizo una vigilancia diaria para detectar si se acercaban a las zonas de baño.

¿A cuántas personas involucra este servicio de vigilancia y control?

—Si sumamos los más de 30 socorristas, una veintena de policías entre Local y Nacional, unas 30 personas de las cuadrillas de limpieza y más de 50 hamaqueros, en mantener los servicios de limpieza, vigilancia y seguridad trabajan unas 130 personas diariamente.

¿Esto es solamente en verano?

—En verano tenemos un plan específico preventivo e incrementamos la presencia policial en coordinación con la Policía Nacional en todo el litoral hasta las nueve de la noche e intensificamos la vigilancia en los paseos marítimos.

¿Tienen todas las hamacas y sombrillas que demandan los turistas?

—Las hamacas y sombrillas han sido renovadas y en este momento contamos con el máximo autorizado por Costas, unas 4.000 hamacas y unas 2.000 sombrillas, que nunca serán suficientes dada la demanda.

¿Con el lleno turístico actual, debido al cual mucha gente no ha podido pasar su verano en el sur, los niveles de suciedad deben ser altos?

—Una de las cosas de las que puede presumir este municipio es del servicio de limpieza de playas, muy eficaz y profesional, que permite tener a las playas desde primera hora de la mañana en perfecto estado de uso. A esto debemos añadir que se ha renovado totalmente la maquinaria de limpieza, lo cual agiliza el trabajo e incremente la eficacia del servicio. Asimismo, se ha incorporado una nueva máquina cernidora, más pequeña, que retira las colillas y hace una labor de higiene en profundidad en la arena muy importante.

¿Tienen datos actualizados sobre el número de usuarios que reciben a diario las playas del municipio?

—Estimamos que en este verano tenemos unos 300.000 usuarios diarios en las playas, que se reparten mayormente en la franja de litoral entre Bahía Feliz y Pasito Blanco.

¿Con tantos usuarios se dan muchos comportamientos incívicos?

—En líneas generales existe un comportamiento cada vez más cívico y de buen uso, pero siguen existiendo episodios desagradables, como el de los que no depositan la basura en los contenedores o las dejan en paseos o en las plazas. No obstante, los asaderos en la playa y escenas parecidas ya prácticamente no existen. Si se diera, la policía denuncia y las sanciones se pagan.

¿La instalación de los nuevos kioscos es la gran asignatura pendiente?

—El primer objetivo del Ayuntamiento a día de hoy es acabar con la novela de los kioscos. Esta administración ha sido la víctima de este procedimiento, pero tenemos una gran confianza en la Demarcación de Costas y que se resolverá la autorización para instalarlos. No quiero dar fecha porque temo equivocarme, sobre todo porque no todo depende del Ayuntamiento. El pliego en un 80% está hecho, solo faltan detalles, y se sacarán en dos lotes de 4 kioscos más 1 con taquillas.