Parque urbano en Puerto Rico

07/12/2018

El proyecto lúdico y recreativo ocupa una superficie de más de una hectárea y su ejecución se financiada con 1,2 millones de euros provenientes de fondos propios del Ayuntamiento de Mogán

ETIQUETAS:

La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, junto a varios representantes del grupo de gobierno municipal de Ciuca-PSOE, visitó las obras del futuro parque urbano de Puerto Rico, que se prevé concluyan a finales de enero próximo. Esta intervención contempla la instalación de varias zonas verdes, de sombra y descanso, deportivas, juegos infantiles y un área canina.

El parque recreativo de Puerto Rico está ubicado en una parcela de 10.100 metros cuadrados situada entre la zona residencial de Motor Grande y la zona turística de la urbanización Valle de Puerto Rico. El proyecto, financiado con un presupuesto de 1,2 millones de euros provenientes de fondos municipales, transformará en gran medida el aspecto de la zona, pasando de ser un espacio sin uso a un gran espacio verde urbano, inexistente en la localidad hasta el momento.

La primera edil moganera estuvo acompañada durante su visita a las obras por el concejal Obras Públicas Ernesto Hernández, la concejala de Nuevas Tecnologías Alba Medina; el concejal de Transportes Juan Carlos Ortega, y la concejala de Educación y portavoz del PSOE en el Consistorio, Pino González.

El edil Hernández ha señalado tras tomar contacto con técnicos de la empresa que ejecuta el proyecto del parque, que la misma fue puesta en marcha antes del verano pasado y que ha podido comprobar sobre el terreno, que su estado de ejecución se encuentra bastante avanzado.

Respecto a su finalización, expresó que «los plazos están condicionados por una serie de suministros que deben llegar de la Península, aunque las previsiones marcan que podremos disfrutar del parque urbano a finales del mes de enero», subrayó el responsables de Obras Públicas de Mogán.

A la vista de los trabajos, considera que dentro de unos meses el parque será una realidad y que el mismo una vez abierto al público dará servicios a toda la zona residencial de Motor Grande y de Puerto Rico y a los miles de turistas que visitan la zona durante todo el año.

El área estará completamente vallada y en su perímetro se colocará una senda biosaludable para pasear, correr o montar en bicicleta. A lo largo del recorrido se instalarán diversos elementos deportivos que complementen la ruta. La obra contempla la instalación de varias zonas verdes, áreas de sombra y descanso, deportivas, de juegos infantiles y un área canina.

El parque contará con dos entradas, una desde la zona de Puerto Rico y otra desde Motor Grande, además de facilidades como zona de aparcamiento y buenos accesos viales.

Además, las instalaciones cumplirán con las medidas de accesibilidad que requiere un equipamiento a disposición de todo tipo de usuarios, por lo que han tenido presente que no existan barreras arquitectónicas.