Los hoteleros, contra la continuidad de la fábrica de cementos en El Pajar

18/02/2019

El director general del grupo Cordial, Nicolás Villalobos, demanda que Puertos Canarios no prorrogue la concesión del puerto a Ceisa y que este espacio sea aprovechado para el turismo

El vicepresidente de la patronal hotelera de Las Palmas y director general de Be Cordial Hotels & Resort, Nicolás Villalobos, ha expresado su rechazo a que la fábrica de cementos que tiene el grupo Ceisa en El Pajar, en la costa del municipio de San Bartolomé de Tirajana, se mantenga en ese lugar, por entender que «esta industria contaminante» está ocupando actualmente un espacio «que es uno de los mejores sitios para la implantación de una nueva oferta turística».

Villalobos se mostró muy crítico con los propietarios de la fábrica, en cuanto a que había que prorrogarle la concesión sobre el puerto que utilizan para carga y descarga de cemento y otros materiales, porque es un industria estratégica para la isla, que genera 200 empleos directos. «La industria estratégica para Canarias, y eso no se le escapa a nadie», puntualizó el empresario, «es el turismo, que es la actividad que genera el 40% del empleo, el 40% de los ingresos fiscales y el 35% del Producto Interior Bruto (PIB) del archipiélago», remarcó.

Según el empresario turístico, esa industria, «que no es estratégica, que es contaminante, peligrosa y medioambientalmente contraria a las tendencias de reducción de las emisiones de CO2», insiste, «ha expulsado del mejor suelo de la isla la posibilidad del desarrollo de equipamientos turísticos de primer nivel», subraya.

Añade que en estos momentos en los que muchos se están quitando los vehículos a gasoil y se retiran del mercado otros con altos niveles de emisión, para contribuir a reducir la contaminación y frenar el cambio climático, «aquí tenemos una industria cementera que todos los estudios aseguran que en el mundo es el principal emisor de C02 a la atmósfera, ya que se estima que emiten el 6% del dióxido de carbono», apunta.

Villalobos añade que esta planta, a la que asegura que la concesión del puerto no se le vence en 2022 sino en el 2020, «va contra todos nuestros compromisos de Canarias y España de cumplimiento de reducción de emisiones de C02 a la atmósfera, muy por delante del diesel».

Trabajo

Para el director general de la cadena hotelera Cordial esa concesión administrativa sobre el puerto industrial «es absolutamente improrrogable». «En los años cincuenta me imagino que era el momento de la planta de cementos porque era para hacer la presa de Soria, pero ahora es el momento del turismo y esta instalación no debería continuar en ese lugar, sino en otro espacio destinado a ello, como el puerto de Arinaga, que para eso se hizo esa infraestructura y que no está siendo aprovechada como es debido», resalta.

El vicepresidente de los hoteleros de Las Palmas es firme en su postura. «Dicen que generan 200 puestos, pero yo les digo que por cada doce puestos que genera esa industria están cerrando diez más», finaliza.