Las playas del Sur contarán con nuevos kioscos a finales de mes

01/02/2020

El grupo de gobierno cuatripartito (PSOE-NC-CC-Cs), dispuesto a dar carpetazo a la instalación de los equipamientos playeros. La oposición PP-AV echa en falta la subasta y el precio del canon

El pleno de la Corporación de San Bartolomé de Tirajana, en sesión ordinaria mensual celebrada ayer en Tunte, permitió conocer que el grup gobierno cuatripartito, formado por PSOE, NC, CC y Cs, tiene previsto poner fin a la larga tramitación de la instalación de los kioscos playeros, instalándolos a finales de este mes. Así lo aseguró el primer teniente de alcalde y concejal de Playas, Samuel Henríquez, tras una pregunta formulada por edil de PP-AV, en la oposición, José Carlos Álamo.

Álamo dio cuenta de los trámites realizados por su grupo en el pasado mandato y las dificultades que encontraron para instalarlos. Terminó señalando que existe un informe jurídico desfavorable que impide instalarlos hasta que no se haya resuelto definitivamente el canon y el concurso público para la subasta del servicio de explotación.

Henríquez, que calificó de lamentable la situación de los actuales kioscos, dijo que sigue sin entender «cómo ocho años de mayoría absoluta PP-AV no sirvieron para sacar a licitación hamacas y kioscos y tener unas playas todo lo accesible que se exige por las Banderas Azules».

Respecto al canon exigido por Costas, reveló que el recurso interpuesto por el anterior grupo de gobierno para reducirlo no fue admitido «porque se presentó de forma extemporánea», y que los kioscos, que llevan cinco años en una nave de Arinaga, previsiblemente haya que ponerlos al día por el Consorcio Turístico para subsanar algunos deterioros, lo cual costará unos 25.000 euros, indicó.

El edil señaló que están trabajando para dejarlos instalados a finales de este mes y que se harán cargo de ellos los actuales explotadores del servicio, aunque sus contratos están vencidos.

Viviendas

El pleno aprobó por vía de urgencia la resolución de un expediente de Urbanismo, «que llevaba 17 años esperando», según el edil Alejandro Marichal, para convertir una parcela de 5.200 metros cuadrados en El Pajar en suelo para promover viviendas y unirla a otra municipal de unos 7.000 metros cuadrados. El asunto fue aprobado por el voto favorable y unánime de todos lo grupos políticos de la Corporación.