Huelga en Ecoparque Sur

11/12/2018

La medida, impulsada por Alternativa Sindical, alteró el vertido residuos de los municipios turísticos, aunque el Cabildo impuso los servicios mínimos al 37% de una plantilla de 65 operarios. Los trabajadores exigen una subida salarial del 4% y la reducción de una hora laboral.

La planta de tratamiento de residuos Ecoparque Sur, situada en Juan Grande, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, está viendo alterada su actividad debido a la huelga por 48 horas que iniciaron ayer sus operarios, quienes, entre otras mejoras, solicitan a la UTE concesionaria de las instalaciones (Ferrovial y Pérez Moreno SA), un incremento salarial del 4%.

Pedro López, el delegado de Alternativa Sindical, el sindicato mayoritario en este centro de trabajo, expresó ayer que han acudido a la medida de fuerza porque «no hay manera de llegar a un acuerdo con la patronal». «Pero ese acuerdo no solo es económico, sino que estamos reivindicando otro tipo de mejoras, como la reducción de la jornada laboral una hora por la alta toxicidad y la peligrosidad de las tareas que se desarrollan en la planta», afirmó.

En cuanto al tema salarial, los trabajadores de Ecoparque aseguran que en su mayoría están percibiendo «salarios de miseria, por debajo de los 1.000 euros mensuales», un cifra que consideran no se ajusta a las condiciones laborales en la que vienen desempeñando sus actividades.

«Creemos que la subida que estamos exigiendo del 4% después de tres años sin actualizar los sueldos, creemos que es más que justa», asevera Pedro López, quien destaca que «este incremento a la empresa concesionaria le suponen unos 600 euros brutos al año por trabajador, con lo cual no estamos pidiendo nada del otro mundo», indicó.

Ante el bloqueo de las negociaciones, Alternativa Sindical ha solicitado la mediación del consejero de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Ángel Rodríguez, como responsable de la planta de residuos, «pero no hemos recibido respuesta; es más, nos sentimos traicionados porque no supo mantener el secreto de una reunión confidencial», señaló.

López denuncia que el Cabildo impuso un servicio mínimo «abusivo», al incluir al 37% de la plantilla, y que actuó contra la huelga «desviando camiones de Telde y parte del Sur a Salto del Negro, buscando así que la huelga tenga mucho menos incidencias», reveló el sindicalista.

Controlados por la Policía Nacional

El malestar de los trabajadores de la planta de Juan Grande con el Cabildo es absoluto. No entienden la actitud de la institución, que en lugar de interesarse por la huelga, han decidido mirar hacia otro lado. «El proceder del Cabildo no nos parece normal, siguen sin aparecer por aquí y no atienden tampoco a nuestras reivindicaciones», explica Pedro López, quien destaca lo absurdo de que hayan destinado agentes de la Policía Nacional para controlar los camiones.

El Servicio de Limpieza de San Bartolomé de Tirajana indicó que sus vehículos pudieron descargar con algunos retrasos por con tranquilidad.