El centro comercial Oasis busca un error para paralizar el BIC

11/10/2017

Propietarios del centro comercial Oasis, decepcionados con la decisión del Gobierno de Canarias de no recurrir el fallo judicial que desestimó frenar la declaración de la zona como Bien de Interés Cultural (BIC), buscan ahora, a través de un error formal en el procedimiento, paralizar el expediente e impedir su expropiación.

El centro comercial Oasis de Maspalomas se niega a desaparecer bajo los efectos del BIC, y para ello ha puesto a funcionar al máximo rendimiento toda su maquinaria jurídica. «Vamos a buscar todas las formas jurídicas a nuestro alcance para defender nuestras propiedades ya que el Gobierno ha decidido abandonarnos», señaló el presidente del establecimiento, Antonio Pérez, quien asegura contar con un error formal que les permitiría «frenar el expediente» y hacer que el mismo «vuelva a su punto cero».

Pérez se refiere a que en el proceso de notificación de las resoluciones judiciales que se iniciaron por particulares y empresas afectadas contra la declaración del BIC , «al parecer todos han sido notificados en tiempo y forma, menos la comunidad de propietarios, que como entidad con personería jurídica propia tiene derecho a ser participada y tomar parte en el expediente», indicó el empresario.

El presidente de la comunidad de propietario, que también intenta formalizar alianzas con todos los particulares afectadas por la declaración del BIC, tiene claro que no bajará la guardia, y que si existe la posibilidad de iniciar un acción judicial, «entonces defenderemos en los tribunales la continuidad del centro comercial y del proyecto de renovación del mismo», que ha quedado en vía muerta tras paralizarse el Plan de Mejora y Modernización de Maspalomas, en el que estaba incluido, y por el acuerdo del Consejo de Gobierno de Cabildo de Gran Canaria, adoptado el 30 de abril de 2013, que resuelve incoar de oficio la declaración como BIC, en la categoría de Sitio Histórico, a la franja de terrenos y edificaciones en la que se sitúa el centro comercial así como los hoteles Riu Oasis, Palm Beach, Residencia y otros numerosos complejos y locales comerciales.

Precio. Pérez considera que el BIC a través del Plan Especial de Protección que la Ley del Suelo obliga a realizar al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, supone «la sentencia de muerte del establecimiento». «Ya han establecido un justiprecio del inmueble, fijado en 7,5 millones de euros, cuando aún no está definitivamente aprobado el plan, con lo cual si no lo defendemos nos quedaremos sin propiedad y 200 puestos de trabajo».