Siete ofertas optan a la red de recarga de vehículos eléctricos

22/03/2019

El Cabildo prevé contratar la gestión antes de abril y poner en marcha los primeros 17 puntos dobles en verano. La adjudicataria creará una aplicación que permita hacer reservas y pagar desde el móvil.

Siete ofertas optan a hacerse con el contrato de gestión y mantenimiento de la red insular de puntos de recarga de vehículos eléctricos creada por el Cabildo, integrada hasta ahora por 17 estaciones que pueden usar dos coches a la vez, que el Consejo Insular de la Energía (CIE) prevé adjudicar antes de abril. De momento solo dan servicio, totalmente gratuito, dos de esos puntos, el único de carga ultra rápida, situado en Agaete, y el de carga rápida, como el resto, de Santa Brígida.

Mientras continúa tramitando las autorizaciones de Endesa para suministrar electricidad en los otros 15 puntos dobles de recarga, terminados desde mediados del pasado mes de diciembre tras una inversión de 300.000 euros, el Consejo ultima ya la adjudicación de la gestión de la red, que licitó en enero. Salió a concurso por 160.000 euros para tres años del contrato, con una posible prórroga por otro ejercicio. Su intención es que la primera fase de la red insular esté en funcionamiento al completo durante el próximo verano.

La adjudicataria se encargará de cobrar las tarifas establecidas por el consumo eléctrico y de diseñar y poner en marcha una aplicación para móviles que permita el pago por internet, la posibilidad de hacer reservas de un horario, la consulta de puntos libres e información del entorno en el que se localizan, entre otras utilidades.

Las tarifas aprobadas diferencian dos periodos de facturación, el diurno y el nocturno. La recarga de los 10 primeros kilovatios hora entre las 07.00 y las 22.00 horas costará 0,15 euros por kilovatio hora y a partir de ahí valdrá 0,25 euros. Para la tarifa nocturna, de 22.00 a 07.00 horas, se establece un único precio de 0,10 kilovatios hora. En ambas franjas los usuarios pagarán un importe similar al que tendría cargar el vehículo en su propia vivienda con una tarifa plana.

El único espacio de recarga ultra rápida, el de Agaete, permite, por ejemplo, cargar la mitad de la batería en solo 10 minutos, mientras que los de carga rápida tardan un cuarto de hora en llenar un cuarto.

En general, la red permitirá cargar un coche eléctrico por un precio medio de 1,5 euros para recorrer 200 kilómetros, frente a 15 euros que cuesta hacer el mismo recorrido con combustible convencional.