Incendio forestal de Gran Canaria

Protección Civil y Giors, fundamentales para evitar la catástrofe

25/08/2019

Un enorme equipo de voluntarios llegados desde todos los puntos de la isla fue movilizado para ponerse a disposición de la dirección de extinción desde las primeras llamas el pasado día 10

Estos tres incendios que han arrasado más de 10.000 hectáreas han servido para demostrar el incalculable valor humano de los cientos de voluntarios que se tiraron al monte para ayudar a las tareas de extinción de las llamas. Entre ellos destacaron dos cuerpos, el de Protección Civil y el Grupo de Intervención Operativo de Rescate y Salvamento (Giors)

Centenares de efectivos se pusieron a disposición del Puesto de Mando Avanzado desde las primeras llamas y trabajaron sin descanso realizando todas las tareas que les encomendaron: «Son un activo importante para nosotros ya que complementan a la perfección a los especialistas que están en primera línea. Han hecho un trabajo fabuloso y les estamos agradecidos», manifestaron desde la dirección de extinción.

Estos voluntarios se han movilizado con el único fin de ayudar: «Lo hacemos sin ánimo de lucro, por supuesto, y todos estamos plenamente capacitados para llevar a cabo las tareas que nos encomiendan», contó José Antonio Bolaños, responsable de los Giors, quien apuntó que ellos ya han estado «en varios fuegos como los de La Palma o Tenerife y aquí sí hemos tenido más contacto con la población. Es satisfactorio ver como la misma nos acogió con los brazos abiertos y despidió a todos como héroes», narró.

En la misma línea, Ramón Martín, responsable del Grupo de Rescate Delta, de Agaete, significó que «hemos luchado como nunca para que el fuego no llegara al Valle y lo conseguimos entre todos, ha sido un éxito», relató.

Ese carácter voluntario hacía que muchos tuvieran que compaginar sus tareas en la extinción del fuego con el trabajo diario, como le ocurría al Delta Yosimar Rodríguez: «Trabajo en Armas Motor y el lunes la empresa me dio permiso para estar en el incendio y no ir a trabajar. Los demás días me dejaban salir antes para ir con mis compañeros hasta por la noche y al día siguiente, a trabajar otra vez. Ya el último día no tenía reflejos ni fuerzas, pero mereció la pena».

Lo que está claro es que estos voluntarios no van a olvidar jamás los numerosos momentos de tensión vividos durante estas dos semanas: «Pero da igual, porque nuestra labor es muy importante ya que no solo actuamos contra el incendio, sino también ayudamos en logística, comunicaciones, avituallamiento y colaborando con los evacuados», detalló Guillermo Carreño desde Santa Lucía.

Héroes sin ánimo de lucro que lo dieron todo en la cumbre de la isla.

Protección Civil y Giors, fundamentales para evitar la catástrofe
«Se logró evitar una catástrofe en El Valle».

Ramón Martín ha ido compaginando su trabajo como Presa del Cabildo con su labor de responsable del Grupo de Rescate Delta de la Protección Civil de Agaete. Desde su perspectiva califica estos tres incendios como los «mayores a los que nos hemos enfrentado».

Martín manifestó que estos días de lucha han sido «bestiales, el mayor incendio en el que hemos trabajado ya que no tenía ni una cabeza ni dos, sino se descontroló hacia muchos sitios. Los cambios de viento de noche afectaron mucho y las piñas rodantes por las laderas también complicaron», recordó. «La principal complicación fue en el barranco de La Culata porque el incendio iba por el Lomo de Los Molinos, bajó por La Culata y enganchaba el Valle de Agaete y ese era el peligro. Conseguimos pararlo en El Sao ya que venía con bastante potencial. Fue clave ya que hablaríamos de una catástrofe en El Valle sin precedentes que se logró evitar», dijo.

Protección Civil y Giors, fundamentales para evitar la catástrofe
Protegiendo casas y vidas.

Estos voluntarios de las diferentes agrupaciones de Protección Civil que fueron movilizados desde todos los municipios de Gran Canaria, además de los Giors, vivieron en mayor o menor medida, situaciones de tensión que jamás olvidarán. Muchos de ellos estuvieron ayudando en las labores de evacuación de la población, tarea dura «porque la gente se iba de sus casas sin saber si iban a volver a verlas en pie, esto es terrible y hay que entender el momento tan complicado que estaban viviendo», dijo uno de los operarios procedente de Teror. Otros tantos estuvieron en primera línea del fuego como Guillermo Carreño, que se encontró en la carretera Tejeda-Artenara «junto a otras agrupaciones y bomberos impidiendo que las llamas que bajaban de la cumbre llegaran al pueblo. Luego se metió viento y nos mandaron al pueblo y extinguimos un conato dentro del mismo, aunque salió otro que hubo en el barranco que no se pudo controlar ya que tenía mucha altura de llama. Fue el domingo a las cuatro de la mañana y las llamas rodearon El Rincón de Tejeda y vivimos un momento muy complicado», recordó este voluntario de Santa Lucía de Tirajana.

  • 1

    ¿Recuperará la normalidad el tráfico en el acceso sur de Las Palmas de Gran Canaria la próxima semana?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados