La policía local de Arucas lleva casi un año sin radar y etilómetro

26/02/2020

El Ayuntamiento suele recurrir a la Dirección General de Tráfico y a la Guardia Civil para llevara a cabo controles. El alcalde afirma que están barajando la compra de nuevos dispositivos.

Hace unos días un conductor acabó empotrado contra un muro en pleno casco de Arucas después de haber golpeado en su errática marcha varios coches que estaban estacionados. Solo la acción de unas vecinas que le quitaron las llaves del todoterreno logró parar al conductor. El hombre triplicaba la tasa de alcohol permitida –0,90 miligramos por litro de aire expirado frente a los 0,25 legales–. Pero no fueron los agentes locales de Arucas los que verificaron el estado del conductor, su etilómetro lleva al menos seis descalibrado y fuera de uso. Así que hubo que recurrir a la Unidad de Atestados de la Policía Local de la capital grancanaria.

El alcalde de Arucas, Juan Jesús Facundo, reconoce que «hay un solo etilómetro para la policía local, que hay que mandar a calibrar a la Península» de forma periódica. El coste de tal operación ronda los 500 euros. Pero lo cierto es desde hace más de seis meses ese etilómetro está sin calibrar y no puede ser usado. «A veces utilizamos el de la Dirección General de Tráfico o el de Seguridad y Emergencias», según el alcalde. El Ayuntamiento de Arucas está barajando la posibilidad de «sacar un concurso menor» para poder calibrar el aparato pues, asegura «cuesta unos 2.000 euros». También se estudia la posibilidad de comprar uno nuevo», «cuyo precio puede ir de los 12.000 a los 20.000 euros, que además hay que adecuar los vehículos», afirma Juan Jesús Facundo.

Ahora mismo el Ayuntamiento de Arucas «no cuenta con ningún etilómetro prestado, porque se rota entre ayuntamientos» y no hay disponibles. Según reconoce el alcalde, «el etilómetro de la policía local de Arucas lleva al menos seis meses sin calibrar, como otros aparatos; tampoco tenemos ahora mismo radar, que desde hace tiempo no está en funcionamiento, por lo menos un año».

Durante todo ese tiempo «hemos pedido la colaboración de la Guardia Civil de Tráfico, que también hace de apoyo en las carreteras municipales, porque solemos pedir vehículos camuflados y dotados de etilómetro y de radar».

La plantilla de la policía local de Arucas está compuesta en la actualidad por 42 agentes. «Hay un compañero de baja con solicitud de baja por incapacidad. Y vacantes de jefe de oficial, dos, que se cubren con agentes, y jefes de servicio que hacen los turnos», explica el alcalde y responsable del área municipal de Seguridad. «Tenemos turnos de 24 horas, en tres turnos, todos los días del año. Estamos desbordados porque los servicios de la Guardia Civil no tiene personal efectivo suficiente en Arucas y lo asume la policía local». En todo caso, hacen falta más agentes y una convocatoria pública de plazas. «Estamos esperando que la Fecam con el Gobierno de Canarias y sindicatos saquen bases conjuntas, o hacer nosotros con nuestras bases y medios» el concurso.