Gáldar quiere que todas las casas del municipio estén encaladas y pintadas

20/11/2019

El Plan de Embellecimiento de Viviendas del Ayuntamiento cuenta con una primera partida presupuestaria de 204.000 euros. Se va a realizar un estudio cromático de las viviendas

El Ayuntamiento de Gáldar quiere que todas las casas del municipio estén encaladas y pintadas. Para ello en el presupuesto de 2020 ya hay consignados 204.000 euros. El alcalde galdense, Teodoro Sosa, apunta que esta partida presupuestaria es «un primer paso», y recuerda que este año se rehabilitaron más de 500 casas sociales en barrios como La Enconada, Barrial, Becerril y La Montaña.

Ahora «hay que abrir a más personas» las posibilidades de mejora de sus viviendas, entiende Sosa y su grupo de gobierno. «Sacaremos un línea de subvención pública, con baremos, primero para las viviendas que no están encaladas, con bloques vistos». El Ayuntamiento no dispone ahora mismo de censo de cuántas viviendas podrían ser las beneficiarias, peor la intención es que la imagen urbanística del municipio mejore, en todos sus barrios, no solo en el casco.

En todo caso, tendrán preferencia las primeras residencias frente a las segundas, «y habrá que estudiar las condiciones económicas de las familias», explica Teodoro Sosa. Además, el Ayuntamiento va a llevar a cabo un estudio cromático de los diferentes barrios de Gáldar, en el que se tendrá en cuenta la actual imagen paisajística y ambiental, la historia y la evolución del lugar. Hace años se realizó ya un estudio sobre el color de las edificaciones del casco y La Audiencia, y otro referente a las construcciones de La Montaña.

El alcalde de Gáldar reconoce que la inclusión en el presupuesto 2020 de este Plan de Embellecimiento es un primer paso. La idea es intentar a través del Observatorio del Paisaje conseguir alguna subvención, como ya han hecho otros municipios. Gáldar quiere, sobre todo, contar con ayudas para mejorar la imagen de ciertas construcciones que puede verse desde las carreteras generales. Así pues, el plan es ambicioso, «no afecta solo a los barrios que son estrictamente internos, como la costa. La intención es que el embellecimiento cromático vaya de la falda de La Montaña al casco, pasando por Los Quintana, Marmolejo...». «Pero primero hay que hacer el estudio cromático» y clarificar la situación que presentar las viviendas en cuestión. Además, se trata de un plan a largo plazo, para más de un mandato, según el alcalde de Gáldar.