Concentración ante la Dirección Territorial

08/03/2018

Parte de la junta directiva de la Asociación De Personas con Discapacidad del Noroeste de Gran Canaria, ADISNOR, se ha presentado en la Dirección Territorial de Educación como protesta al trato que está recibiendo el alumnado desde hace dos años por parte del centro de educación especial Marente.

Los padres de ADISNOR ya no pueden más. Una parte del colectivo se ha personado a primera hora de la mañana de este jueves ante la Dirección Territorial para pedir una explicación. Necesitan una respuesta al comportamiento «negativo que Marente está teniendo con nuestros chicos y con los trabajadores del centro», asegura Ramón Sosa Pérez, presidente y padre de ADISNOR. «Queremos que alguien nos informe», añade.

Por eso llevan toda la mañana a las puertas del edificio, esperando ser recibidos por el director territorial y «de aquí no nos moveremos hasta que alguien de la cara», concluye.

Una humillación constante

Como ya informó este periódico en un artículo publicado el pasado mes, el enfrentamiento entre ambas entidades se remonta al 2016.

Dos años atrás Marente solicita aulas a ADISNOR por un aumento de alumnado y tras la obtención y beneficio de las mismas, el centro cambia de actitud. Una actitud que los padres de ADISNOR no entiende y que afecta a todos los usuarios.

Llevan más de veinte dando sus servicios y consideran que «alguien tiene que tomar cartas en el asunto» porque no se les puede tener «arrinconados», afirman.