Norte

Báez admite que suplantó a su hijo y dimite

29/12/2017

Coalición Canaria en Gran Canaria informa que el alcalde de Firgas, Manuel Báez, ha presentado en la mañana de este viernes en el Registro General del Ayuntamiento de Firgas un escrito mediante el cual ratifica su renuncia como alcalde y concejal de esta institución, cese que ya había presentado el pasado día 19 de diciembre, alegando motivos personales.

Las Palmas de Gran Canaria

Según el comunicado oficial de Coalición Canaria, Manuel Báez «ha admitido haberse presentando y haber realizado el examen de las oposiciones al máximo nivel de la función pública de la Comunidad Autónoma de Canarias». En el documento del partido se afirma que Báez alegó «haberlo hecho sin consentimiento y bajo total desconocimiento de su hijo», que había sido la persona admitida para la realización de esta prueba.

Asimismo, Coalición Canaria ha informado que en los próximos días los órganos del partido se reunirán para analizar la situación política en el municipio de Firgas.

Previamente Coalición Canaria (CC) había abierto una investigación al alcalde. La formación nacionalista abrió esta investigación después de que este jueves saliera a la luz una información en la que se aseguraba que Báez suplantó a su hijo mayor en un examen de las oposiciones de la Función Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, apuntando que el primer edil de Firgas, que no se encontraba en la lista de admitidos para realizar esa prueba, respondió a la llamada en voz alta de los funcionarios que controlaban los accesos cuando fue llamado su hijo, que sí aparecía en los listados oficiales.

Clavijo, prudente

Al respecto, el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo (CC), al ser preguntado sobre este tema durante un acto público, se remitió al comunicado de CC, al tiempo que añadió que el competente de esta situación es el presidente del tribunal de la oposición.

En este sentido, indican que dos funcionarias de la Dirección General de la Función Pública del Gobierno de Canarias admitieron haber reconocido al alcalde, y no a su hijo, cuando estaban llamando en voz alta y por orden alfabético a los opositores, habiéndolo dejado pasar por una confusión entre las funcionarias.