Adisnor cuenta con nueva sede en Gáldar

06/11/2019

Las renovadas aulas del colegio de Palma de Rojas atenderán a 18 usuarios.

ETIQUETAS:

El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa Monzón, la consejera de Igualdad del Cabildo de Gran Canaria, Sara Ramírez Mesa y concejales de los diferentes Ayuntamientos del Norte acompañaron este martes a la directiva de la Asociación de Discapacitados del Noroeste de Gran Canaria (ADISNOR), que preside Ramón Sosa Pérez, y a los familiares de los usuarios de este centro, en el acto de presentación de la nueva sede de esta Asociación situada en el antiguo colegio de Palma de Rojas en Gáldar, cuyas aulas han sido reformadas y acondicionadas para acoger la gran labor que realizan en favor de la integración social y mejora de la vida de las personas con discapacidad intelectual.

Los representantes municipales junto al gerente del IAS del Cabildo de Gran Canaria, Jorge Ramos Cabrera, el presidente de ADISNOR y familiares, recorrieron las reformadas instalaciones que acogen los talleres y actividades que imparten a los 18 usuarios de este centro.

Sosa recordó aquella buena decisión tomada en su día cuando se acordó firmar el convenio de colaboración por el cual el consistorio cedió gratuitamente el local del antiguo colegio de Palma de Rojas para la instalación de su sede.

Un convenio que permitió la cesión de 581 metros cuadrados de superficie útil, donde ADISNOR llevó a cabo las obras necesarias para su reforma y supresión de barreras físicas a través de una subvención concedida por el Cabildo de Gran Canaria.

El presidente y la junta directiva de ADISNOR, integrada por padres y madres de usuarios de esta asociación, expresaron por ello su gratitud “con mayúsculas” al alcalde galdense por la sensibilidad mostrada ante su demanda y ante la respuesta rápida dada ante una preocupación de no contar ya con las aulas donde poder desarrollar su labor.

Hoy, junto a las familias y al personal que conforma ADISNOR, su presidente agradeció a todas aquellas personas que han colaborado con esta apertura de su nueva sede

para seguir, tras 32 años de existencia, labrando el futuro de sus hijos con un servicio de día, de respiro familiar, grupos de apoyo a la familia, formación prelaboral, actividades extraescolares y toda la atención a la dependencia de sus usuarios.

El Ayuntamiento galdense además llevó a cabo recientemente toda la reforma de la cancha deportiva situada junto a este antiguo colegio que además podrá ser utilizada para las actividades de esta asociación.