Más de 700 controladores y personal técnico trabajaron en el fuego

28/08/2019

Más de 700 trabajadores de Enaire, entre controladores aéreos y personal técnico, colaboraron en las tareas de extinción del incendio de Gran Canaria, que se encuentra en la actualidad controlado y en nivel 1 tras quemar unas 9.200 hectáreas.

De esta manera, el Centro de Control de Enaire en la isla y la torre del Aeropuerto gestionaron más de 500 intervenciones de los medios aéreos --hidroaviones y helicópteros-- desplazados.

Asimismo, el gestor de la navegación aérea en España ha resaltado en una nota de prensa que para sofocar el incendio ha sido fundamental la perfecta coordinación con el Aeropuerto de Gran Canaria y la Base Aérea de Gando.

En total, desde el Centro de Control y la torre del recinto aeroportuario, 577 controladores aéreos, con el apoyo del personal técnico (145), han coordinado con éxito las intervenciones, al tiempo que gestionaban los más de 2.000 vuelos comerciales que han despegado o aterrizado en Gran Canaria durante estos días.

Por su parte, una de las principales misiones de los controladores aéreos ha sido facilitar las cargas de agua y acelerar los trabajos de las aeronaves destinadas a la extinción del incendio, compaginándolas con la gestión del tráfico de las aeronaves civiles.

Para ello, Enaire ha estado en permanente contacto con el Aeropuerto de Gran Canaria, la Base Aérea de Gando y el aeródromo El Berriel, logrando que se simultanearan los vuelos, repostajes y cargas de agua de hidroaviones y helicópteros con el tráfico civil.