UGT pide que se clarifique la competencia sobre la vía GC-23

12/10/2017

UGT ha pedido este jueves a las administraciones públicas con competencias en tráfico que resuelvan el problema generado en la autovía GC-23 de Gran Canaria tras una sentencia que anula una sanción impuesta por la Policía Local de la capital grancanaria por no ser de su competencia esa vía.

En un comunicado, el sindicato informa de una sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Las Palmas de Gran Canaria que anula la citada sanción al quedar acreditado que es una vía interurbana con lo que las sanciones corresponden imponerlas al jefe provincial de Tráfico.

La carretera GC-23 o autovía Santa Catalina-Lomo Blanco forma parte de la circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria y une el barrio de Guanarteme, del distrito Puerto-Canteras, con dicha vía.

Según el sindicato, los atestados de tráfico, sanciones y multas de radar impuestas en esa vía por la policía local, así como la regulación y señalización del tráfico que realizan a diario los agentes de movilidad "quedan en el aire" al no ser competencia municipal conforme a la sentencia dictada.

UGT expone que los agentes "son los que se enfrentan a la inseguridad jurídica de ser denunciados en los juzgados por actuaciones en una vía que no es de su competencia".

Así mismo, añade que los ciudadanos son sancionados diariamente por un cuerpo sin competencias en la mencionada vía, por lo cual, según UGT, la administración deberá devolver lo cobrado indebidamente o los puntos del carné que hayan sido descontados también de forma indebida.

UGT, por ello, pide a la Dirección General de Tráfico, al Cabildo de Gran Canaria y al Ayuntamiento que se reúnan y cierren los acuerdos pertinentes y los publiquen en los boletines oficiales a fin de acabar con la "indefensión jurídica de ciudadanos y trabajadores, que son los que finalmente terminan en los juzgados", señala la nota.