«Prevaricar es ocultar el proyecto de los megayates al órgano ambiental»

22/11/2019

La oposición ciudadana a la construcción del centro de reparaciones náuticas en el muelle de El Refugio critica las declaraciones de Augusto Hidalgo, alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, en las que avisa de que no van a mediar.

Las asociaciones ciudadanas que conforman la oposición a la construcción de un taller de megayates en el muelle del Refugio contestan a las declaraciones de Augusto Hidalgo, publicadas este miércoles en este periódico, en las que decía que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no puede intervenir porque «sería prevaricar». En un texto, que lleva la firma de los miembros de Gran Canaria Renace, responden al jefe del gobierno local que «sería prevaricación ocultar el proyecto al órgano de evaluación ambiental».

La polémica ha crecido desde que la semana pasada la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento dijera que no es necesario el informe del órgano ambiental municipal, a pesar de que existe un informe del Área de Salud Pública del Gobierno de Canarias en el que así lo expone y advierte de peligros por el uso de productos contaminantes y su impacto visual.

El comunicado de Gran Canaria Renace señala que ni el alcalde ni Asesoría Jurídica están capacitados ni tienen las competencias necesarias para tomar la decisión. «Determinar si un proyecto está sujeto a Declaración de Impacto Ambiental no es su competencia ni de la Junta de Gobierno o el Pleno, sino del órgano de evaluación ambiental que valorará en cada supuesto las características del proyecto, siempre que el ayuntamiento tuviera a bien remitirle una copia auténtica del mismo», indican.

Insisten en la necesidad del informe de impacto ambiental

El problema del órgano ambiental del Ayuntamiento, como informó este periódico el pasado sábado, es que es de planes y no de proyectos. Por lo tanto no tiene capacidad de analizar la situación sobre la obra que Rodritol planea en El Refugio. «Solicitamos que en el próximo pleno se modifique el acuerdo de creación de la Comisión Municipal de Evaluación Ambiental de Planes para incorporar también los Proyectos, que por razones que no acabamos de comprender se omitieron en el acuerdo inicial».

«Esta Comisión de Evaluación Ambiental es un órgano complementario que goza de autonomía orgánica y funcional en la gestión de sus actividades. Es independiente y, por tanto, no tiene relación jerárquica con Alcaldía, Junta de Gobierno o Pleno», añaden.