Operación enchufe seco en el corazón de Tenoya

03/06/2019

El Ayuntamiento y Emalsa actúan contra las filtraciones de lluvia pero las familias afectadas aseguran que la obra no está terminada

Las pruebas están hechas y parece que no habrá problemas, pero en Tenoya saben que hasta que no vuelva a llover con fuerza, no se sabrá de modo fehaciente si las casas se empaparán o no. Son tres las viviendas por las que rezuma el agua de las paredes, de los roperos y hasta de los enchufes. En abril, con las últimas precipitaciones de cierta enjundia, la lluvia salía a borbotones de los enchufes y se filtraba por las casas generando, en algunas habitaciones, un ambiente irrespirable.

Ante esta situación, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y un equipo de Emalsa se desplazaron hasta las viviendas para tratar de descubrir el origen de las filtraciones y de repararlo. «Lo que nos llamó la atención de este caso fue ver que el agua salía de los enchufes con mucha presión y eso no es normal», indicó el concejal de Aguas, Roberto Santana, «a los técnicos les extrañó el caso porque el alcantarillado en esta zona se renovó en 2009 y no tiene sentido que dé este tipo de problemas»

El edil aclaró que primero se revisó la red de alcantarillas y se comprobó que estaban en perfecto estado. Luego se empezó a inspeccionar los pozos de registro, que son los lugares de encuentro entre las tuberías que conectan los edificios con la red principal. Hay un pozo de registro cada veinte metros de tubería. «Ahí se detectó que había unas grietas que inutilizaban el sellado de la principal», prosiguió el concejal de Aguas.

Entonces lo que se hizo fue cortar la calle Camino de Tenoya al tráfico y realizar una prueba de carga, que consistió en llenar el agua del pozo de registro para ver la dirección que tomaba el agua. «Se oía el agua correr», reconoció Santana. En ese momento se tomó la decisión de vaciar el pozo de registro y trabajar sobre él para garantizar la estanqueidad y evitar posibles filtraciones de agua. Se volvió a hacer una prueba de carga y «ya no salía por los enchufes».

El concejal de Aguas del Consistorio capitalino espera «que ésta sea la causa y no se produzcan más problemas».

Sin embargo, los vecinos entienden que la actuación no se ha completado. «No nos terminamos de fiar», explica una de las afectadas, Violeta Rodríguez, quien recuerda que «echaron un líquido verde y salió por las casas de los vecinos». En su opinión, todavía quedan por hacer algunas obras como la actuación en los imbornales. «Le echaron un cemento especial al pozo que está delante de casa pero los demás siguen igual», lamenta.

  • 1

    ¿La playa de Las Canteras debería tener una zona nudista?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados