Omayra Cazorla e Ibán Padrón presentarán la preselección drag

12/02/2020

La monologuista y el presentador darán paso a los 29 números protagonizados por 36 drags el sábado 22 de febrero. Xayo, una de las actuaciones destacadas de la noche de la Pre-drag.

ETIQUETAS:

La preselección Drag Queen se ha convertido en una de las grandes citas del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. El auge de este acto se ha visto acompañado de presentaciones también de altura que incorporan el humor y la profesionalidad como armas indiscutibles del éxito de la Preselección Drag Queen, responsabilidad que el próximo sábado 22 de febrero compartirán la monologuista grancanaria Omayra Cazorla y el televisivo Ibán Padrón, uno de los rostros más populares de la televisión en Canarias y uno de los que ha trasladado la esencia de la fiesta a los hogares peninsulares a través de distintas cadenas, entre la que destaca Antena3, para la que actualmente realiza las conexiones desde el Archipiélago. Ellos serán los encargados de dar paso a los 36 drags que participan en los 29 números previstos en 2020.

Esta será la primera vez en que ambos profesionales asuman el rol de presentadores de la preselección, aunque Padrón ya cuenta con dilatada experiencia como presentador de actos del Carnaval y responsable de programas relacionados con contenidos de la fiesta.

La humorista, trabajadora social y actriz Omayra Cazorla, una «feminista de verbo y monologuista de carne», según su propia definición, brindará a las cuatro mil personas que logren hacerse con una entrada buenas dosis de su singular humor, natural y grotesco, un sentido del humor del que lleva siete años dando cuenta tanto sobre los escenarios como a través de sus vídeos en redes sociales.

Ibán Padrón, por su parte, aportará la visión analítica y la crónica de lo que acontecerá sobre el escenario, una labor que lleva décadas practicando con rigor en distintas cadenas regionales y nacionales. El tándem de presentadores jugará con la seriedad y el humor en una simbiosis que sacará lo mejor de cada uno de ellos.

El humor y la irreverencia marcarán el ritmo de la noche. Así, el transformista guiense Xayo, al que el Carnaval reconoció, hace apenas unos meses, sus cuarenta años sobre los escenarios y su exitoso paso por el televisivo Got Talent, será uno de los protagonistas que animen al público en el tiempo de deliberación de la mesa técnica.

Una cita con historia

Al poco de su nacimiento, la Gala Drag Queen se convirtió en todo un acontecimiento en el programa de las carnestolendas, tanto que las inscripciones comenzaron a sobrepasar las posibilidades de un certamen que ya debía ser televisado, ajustar su estructura a un show para ser difundido en las pantallas y establecer un tiempo concreto para la aparición de los candidatos.

Así, la organización puso en marcha una preselección de aspirantes para decidir quién competiría en la gran Gala final. Lo que nació como un acto preparado para locales cerrados de limitadas dimensiones en los que decidir, únicamente ante familiares y amigos, las propuestas más interesantes, pronto tendría que ocupar espacios escénicos y dar el salto al propio escenario del Carnaval, tanto por la expectación causada entre el público como por satisfacer el deseo de los participantes de poder ejecutar sus números en el templo del parque Santa Catalina.

En todos los casos, el respeto al espectáculo ha prevalecido y ha motivado que nunca se hayan permitido cámaras ni difusión de imágenes para que los candidatos que pasaran la ronda pudieran mantener el efecto sorpresa en la gran noche en el Parque Santa Catalina, ante miles de personas.

Hoy, la Pre-Drag es una de las citas grandes de la agenda del Carnaval: como en el caso de la Gala Drag Queen, las entradas se agotan al poco de salir a la venta, y una multitud llena Santa Catalina en una noche en la que se siguen sin permitir cámaras.

Las entradas de la, posiblemente, noche más transgresora, en la que los drags no deben ajustarse a la televisión o los medios, se han puesto a la venta este miércoles en la taquilla del parque Santa Catalina.