Mujeres taxistas apoyan la investigación del cáncer infantil

11/02/2020

Una decena de profesionales de la capital participan en una acción nacional para una unidad de terapias avanzadas en Madrid.

Cuatro mujeres taxistas de la capital grancanaria, en representación de un grupo de una decena, se desplazaron a Madrid en enero de este año para participar en el acto de entrega de 110.000 euros por parte de CRIS Taxi, una acción en la que participaron más de cincuenta mujeres taxistas de toda España para apoyar la investigación sobre el cáncer infantil que desarrolla la fundación CRIS (Cancer Research Innovation Spain) en el hospital de La Paz, en Madrid.

Tere Talavera, Concepción Rodríguez, Pepa Lorenzo y Reyes Ramos son las taxistas que este año fueron a Madrid. Hace cinco años empezaron a colaborar con esta iniciativa, de la que oyeron hablar a Marga Cano, una taxista de Barcelona que se afincó en la ciudad. «A través de ella nos pusimos en contacto con el grupo de mujeres taxistas solidarias de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi», expuso Tere Talavera.

Desde la Península reciben los accesorios que ellas transforman en pulseras, pendientes, colgantes y llaveros. Una vez armados, son distribuidos por asaderos de pollo, peluquerías, mercerías y comercios para que sus clientes aportaran, cuando lo consideran necesario, su grano de arena a este fin benéfico. «Están a un euro pero mucha gente, cuando sabe para qué es, te deja cinco euros y se lleva solo un producto», prosigue Teresa Talavera. También suelen tener presencia en ferias de artesanía y hasta en bodas y bautizos.

Asegura que no recuerda cuánto se recaudó en la isla pero está orgullosa de que este año, a nivel nacional se haya conseguido el doble del año pasado, cuando se consiguieron 64.000 euros en toda España.

Se comunican por whatsapp, pero cuando hay que intercambiar hilos o prestarse componentes para terminar sus productos se citan en un bar de Las Torres, donde terminan las transacciones.

Cuando estuvieron en Madrid, pudieron visitar las instalaciones del hospital La Paz. «Están muy bien equipadas, la verdad es que impresiona», reflexiona Teresa Talavera.