«Los vecinos hemos pasado del enfado al pánico»

13/01/2018

«No podemos ir con la piqueta y bajar la palanca». Las palabras del alcalde, Augusto Hidalgo, que defendía así que no se va a aplicar el cierre de la subestación eléctrica hasta que se trasladen sus instalaciones, sentaron como un jarro de agua fría a la plataforma para la Recuperación de La Cícer. En contra de las resoluciones judiciales que decretan la clausura de la actividad, por ser ilegal e ilegalizable, el regidor supeditó la suspensión a una negociación con Red Eléctrica y Endesa para buscar primero un emplazamiento alternativo.

«Hemos pasado del enfado al pánico al comprobar que ni el alcalde ni el concejal de Urbanismo están al corriente de la situación administrativa de la actuación urbanística de La Cícer, al vincular el cierre de la subestación con su traslado, cuando son dos cosas distintas», explicó el presidente del colectivo, Pepe Navarro, «demuestran un escandaloso desconocimiento de los actos municipales, pues la propia Corporación ya reconoció expresamente, en su resolución 21.540/2016 que la orden municipal de cierre de 2010 no implicaba necesariamente el traslado de la subestación».

El vicepresidente de la plataforma, Antonio Alvarado, añadió que «entendemos que este viernes en La Cícer no había nada que inaugurar puesto que estas obras no son más que un fleco de una actuación mayor, que estará sin concluir hasta que la subestación eléctrica sea clausurada definitivamente». En su opinión, «nadie pretende bajar las palancas de las instalaciones ni que vengan el alcalde y el concejal de Urbanismo con la piqueta, sino que se exija a Endesa un plan ordenado de cierre, como primer paso para ejecutar la orden municipal que ya desde 2010 acordaba la clausura, confirmada por el propio Ayuntamiento en la resolución 21.931, de julio de 2016, que ambos ediles evidentemente desconocen».

La plataforma para la Recuperación de La Cícer, cuyo recurso contra la inactividad del Ayuntamiento ha sido admitido a trámite por la justicia, exige al Ayuntamiento que cumpla con sus resoluciones. Y reprochan al grupo de gobierno que «se aleje del interés general y se alinee con los intereses privados y especulativos de la mercantil Endesa».

Durante el recorrido por la pasarela, Augusto Hidalgo aseguró a los vecinos que el cierre se producirá. «Eso no lo para nadie, a Endesa no le queda otra», les dijo. Sin embargo, el regidor no es partidario de cerrar las instalaciones industriales sin buscar antes un emplazamiento alternativo. El alcalde entiende que hacer lo contrario podría provocar cortes eléctricos en la ciudad, aunque los peritos que declararon ante el juez explicaron que se podría reforzar al resto de las subestaciones eléctricas para compensar la parada de la de La Cícer.

El primer edil insistió en que «Endesa tiene que elaborar el plan, no nos corresponde a nosotros». Precisamente la posibilidad de que el Ayuntamiento elabore un cronograma de cierre de la subestación es lo que se tendrá que dilucidar en la pieza separada de medidas cautelares pedida por los vecinos al juez.

La plataforma, a través de Navarro y Alvarado, explicaron que «mientras sigan preocupados en cortar cintas y colgarse medallas, a los vecinos de Guanarteme no nos quedará más remedio que seguir subrogándonos en la responsabilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en la defensa del interés general, como llevamos haciendo ya veinticinco años, en los que hemos interpuesto y ganado varias decenas de pleitos, y todo ello a nuestra costa». Por eso, pidieron al grupo de gobierno que «se estudie y aprenda las resoluciones del Consistorio, para que las ejecuten».

  • 1

    ¿Le parece correcto que la próxima cabalgata del carnaval en Las Palmas de Gran Canaria vuelva a salir de La Isleta?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados