Los vecinos pagan 45 euros más de impuestos que los tinerfeños

07/07/2018

Un informe del Registro de Economistas Asesores Fiscales demuestra que los vecinos de Santa Cruz de Tenerife pagarán este año 45 euros menos que los de Las Palmas de Gran Canaria en impuestos y tasas: 383,7 euros frente 428,6 euros. En cambio, los constructores son de los que más pagan del país por las licencias de obra.

Si usted vive en Las Palmas de Gran Canaria, debe saber que este año debe ahorrar 26 euros por cada mil que ingrese para pagar los impuestos municipales. Si su residencia está en Santa Cruz de Tenerife, la cantidad a ahorrar será de 24 euros. En el conjunto del año, los primeros tendrán que ingresar en su Ayuntamiento 428,6 euros entre impuestos y tasas; en cambio, los segundos, deberán pagar por los servicios públicos 383,7 euros. Esto supone una diferencia de casi 45 euros de más que tienen que pagar los palmenses respecto a los tinerfeños.

De acuerdo a un informe del Registro de Economistas Asesores Fiscales, de los 428,6 euros que tendrán que desembolsar los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria, unos 86,2 euros serán en concepto de tasas, mientras que el resto son impuestos distribuidos de la siguiente manera: 224,5 euros por el Impuesto de Bienes Inmuebles; 42,3 euros por el impuesto de circulación; 32,1 euros por las plusvalías; 36,1 euros por el impuesto de actividades económicas (IAE); y 7,3 euros por el de construcciones (ICIO).

Por los mismos conceptos, en Santa Cruz de Tenerife cada vecino pagará 94,3 euros por tasas (+9,4%); 188,5 euros por el IBI (-16%); 40,7 euros por el de circulación (-3,8%); solo 13,6 euros por las plusvalías (-57,6%); 42,2 euros por el de actividades económicas (+16,9%) y unos 4,3 euros por el de construcciones (-41%).

En general, en la tributación sobre la actividad económica, la ciudad escala hasta posiciones altas en el listado de las capitales de provincia españolas, mientras que en la fiscalidad que soportan los ciudadanos, es de las urbes más baratas del país.

Esto explica que la cuota tributaria del ICIO, para una obra de 50.000 euros, por ejemplo, el promotor deberá pagar 2.000 euros en impuestos, lo mismo que en Madrid, pero más que en ciudades como Barcelona (1.675 euros), Valencia (1.500 euros) o Santa Cruz de Tenerife (900 euros). Con estas cifras, nuestra ciudad se sitúa a la cabeza del país a la hora de pagar por las licencias de obras, al mismo nivel que otras catorce capitales de provincia.

En el otro lado de la balanza, los residentes de Las Palmas de Gran Canaria son de los que menos aportan por el IBI –casi la mitad que un madrileño, que debe afrontar unos 439 euros-; por las tasas –solo Jaén y Badajoz pagan menos por este concepto, que solo cubre el coste del servicio; y por el impuesto de circulación.

Respecto a este último hay que significar que esta capital es la octava ciudad más barata para tener un coche, aunque Santa Cruz de Tenerife es la segunda más económica de todo el país. Los asesores ponen un ejemplo para hacerlo más entendible. Así, un turismo entre 12 y 16 caballos fiscales tendría que afrontar una cuota de 119,4 euros en Las Palmas de Gran Canaria frente a los 96,8 euros de la capital tinerfeña. Por el mismo coche, en Ceuta tendría que pagar casi 144 euros, mientras que en Madrid la cuota sería de 129 euros, solo 9,6 euros más al año.

En cuanto a las plusvalías -que gravan las donaciones o herencias y las compraventas-, la capital grancanaria es la séptima ciudad más barata del país. Aquí cada vecino pagará este año un promedio de 42,3 euros por este concepto frente a los 72,6 euros de un turolense o los 67,7 euros de un vitoriano. Lo curioso de este impuesto es que aún así, los palmeneses pagarán más que los madrileños (41,9 euros per capita), los gaditanos (40,9 euros), los tinerfeños (40,7 euros), los barceloneses (35,1 euros), los ceutíes (24,7 euros) y los melillenses (19 euros).