Los desalojados de la calle Teide cumplen dos meses fuera de casa

24/08/2019

La obra de reparación del muro que se derrumbó y afectó a la vía de San Nicolás durará otro mes y medio. El Ayuntamiento ha proyectado hormigón e instalará anclajes de 6 metros de profundidad

Los vecinos residentes en las viviendas ubicadas en los números 7 y 9 de la calle Teide, en el risco de San Nicolás, continúan fuera de sus hogares dos meses después de que fueran desalojados porque la caída de un muro de contención que se produjo por un deslizamiento de tierra, el pasado 21 de junio, provocó el hundimiento de una parte de esa vía.

Así lo confirma Israel Medina, presidente de la asociación vecinal y cultural Cofiris del barrio capitalino. Señala que «los vecinos no van a volver hasta que acaben los trabajos» de reparación del muro que lleva a cabo el Ayuntamiento y de los que desconoce la fecha de finalización. «Están echando cemento y se ven máquinas, pero no sabemos cuándo van a terminar», expone.

Desde el Consistorio capitalino se apunta que los trabajos que comenzaron el 18 de julio se ejecutan desde el área de Vías y Obras y confían que en el plazo de «un mes o mes y medio» estén concluidos.

La actuación, que tiene la consideración de obra de emergencia, arrancó una vez se efectuaron «una catas» que permitieron comprobar cómo se encontraba la cimentación y determinar «los servicios que pasaban bajo el suelo», apuntan fuentes municipales.

Asimismo, confirman desde el Ayuntamiento que «ya se ha demolido parte del muro» que se vio afectado por el deslizamiento de tierra que motivó su caída y de la parte de la estructura, «que se quedó en el aire». Pero apuntan que lo primero que se llevó a cabo, como ocurre cuando se acometen acciones de este tipo y en estas circunstancias, fue establecerse «una línea de vida» para garantizar la seguridad de los trabajadores mediante «un anclaje».

Además, se apunta que se ha procedido a instalar «una malla de triple torsión» y que también se ha «proyectado hormigón».

Se indica que el sistema de actuación que se desarrolla en esta parte del risco capitalino es «muy parecido» al que se llevó a cabo en el derrumbe registrado en Paseo de Chil en abril de este año y que obligó a desalojar a los vecinos de cinco viviendas ubicada en la calle Ladera de Cuyás.

La diferencia entre los trabajos desarrollados entonces y los que están ahora en ejecución es que la proyección de ese cemento se hace en esta ocasión «de manera ascendente, de abajo hacia arriba», mientras que en Paseo de Chil se efectuó de «arriba hacia abajo».

Desde el Ayuntamiento capitalino se informa, asimismo, que en estos momentos «se está esperando» para continuar con los trabajos a que «se terminen de fabricar los anclajes», que se van a colocar en la zona y que van a tener «seis metros de profundidad».

El edil de Urbanismo, Javier Doreste, ha confirmado que «se ha hecho un desvío» en la calle Teide para facilitar el tránsito del resto de vecinos de la vía.

  • 1

    ¿La playa de Las Canteras debería tener una zona nudista?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados