Las trabajadoras de guarderías denuncian que siguen los atrasos

    Cargando reproductor ...
18/02/2020

Las empleadas en huelga, apoyadas por padres y madres de los niños, volvieron a concentrarse ayer en las puertas del Ayuntamiento para exigir una solución a los impagos. Todavía se les debe el sueldo de enero. Convocan una manifestación para el próximo 27 desde Las Ranas al parque de San Telmo.

Las trabajadoras de las guarderías públicas municipales volvieron a concentrarse este lunes a las puertas del Ayuntamiento para tratar de conseguir que el grupo de gobierno intervenga en el conflicto que mantienen que con la concesionaria del servicio, Ralons Schools, como consecuencia del retraso en el abono de las nóminas. En enero cobraron la parte que se les adeudaba del salario de diciembre, mientras que la nómina de enero aún no ha sido ingresada.

La protesta trata de forzar una respuesta por parte del Consistorio capitalino y de evitar que el servicio sea prorrogado a la actual adjudicataria, con la esperanza de que las guarderías pasen a ser controladas y gestionadas por el Ayuntamiento. Por eso, en las oficinas municipales portaban pancartas que apelaban directamente al alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, para que tomara cartas en el asunto y para que no traicionara el proyecto de las escuelas infantiles.

La protesta de este lunes es la primera desde que se decidió recrudecer la lucha. De hecho, los manifestantes expresaban su rechazo a los altos servicios mínimos impuestos por el grupo de gobierno después de que empresa y trabajadores no hubieran llegado a un acuerdo. Así, se impuso la obligación de que el 60% de la plantilla estuviera activa en las primeras horas, en las que se produce la recogida de los niños; y del 88% para las horas alrededor de las cuales se organiza el servicio de almuerzo.

El representante de Intersindical Canaria en las guarderías, César Merino, aseguró que los servicios mínimos habían sido recurridos porque «vulneran el derecho de huelga». Además, entiende que el 88% supera incluso la situación normal de la empresa, en la que la acumulación de bajas no suele garantizar un nivel de asistencia superior al 75%. «Las bajas no son cubiertas por parte de la empresa con lo que se da la situación que hoy (ayer para el lector), en el día de huelga, hay más personal que en una jornada normal», aseguró.

Merino criticó la «incongruencia» que supone la inacción municipal con las declaraciones de que el servicio de guarderías es algo esencial para el Consistorio. «Desde luego que es esencial y, por tanto, debería estar gestionado por el Ayuntamiento», aseveró.

Las trabajadoras en huelga han convocado ya una manifestación que tendrá lugar el próximo día 27 entre la plaza de Las Ranas y el parque de San Telmo. Además, habrá nuevas concentraciones el viernes y la próxima semana (miércoles y viernes) hasta llegar al último viernes de mes, donde la protesta se trasladará a las Casas Consistoriales el día del pleno.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento, Pepa Luzardo, responsabilizó de estos hechos a Hidalgo, «que prefiere seguir de carnavales antes de afrontar la solución a este problema».

«No sólo los trabajadores siguen sin cobrar la nómina del mes de enero, sino que se están produciendo despidos de auxiliares de las escuelas infantiles municipales en estos momentos sin que el PSOE haga nada para evitarlo», indicó, «a ver si el alcalde toma conciencia de una vez de que dirigir una ciudad es mucho más que disfrazarse e ir de cocktail en cocktail».

Por su parte, el portavoz de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria, Francis Candil, aseguró que la problemática de las guarderías públicas se ha generado por la falta de control del contrato por parte del Ayuntamiento. «Si lo hubiera habido y se hubiera hecho un seguimiento de las bajas o de los materiales se podría incluso resolver el contrato», expuso el edil.

El Ayuntamiento entiende que no puede actuar hasta que no se pronuncie de forma oficial la Inspección de Trabajo.