La San Silvestre 2020, a la Avenida Marítima

19/01/2020

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria evalúa la viabilidad de la propuesta presentada por la organización de la popular carrera de fin de año para cambiar el recorrido actual y que parte de su desarrollo transcurra por la Autovía.

rafael falcón las palmas de gran canaria

El proceso de transformación que está teniendo la capital grancanaria, con las obras de la MetroGuagua, repercute también de una manera notoria en la celebración de muchas carreras atléticas que se celebran en Las Palmas de Gran Canaria. El próximo tramo que entrará en obras será el comprendido entre Venegas y Luis Doreste Silva, arterias principales por donde transcurre cada 31 de diciembre la popular y solidaria San Silvestre. La organización de esta prueba, que se ha convertido ya en una tradición, sumó a más de 10.000 participantes en la edición 2019 y de cara a 2020 ya le ha planteado al consistorio capitalino una alternativa de recorrido, con la Avenida Marítima como principal novedad.

Carmen Delia Martín, jefa de la Policía Local, tiene en su poder el diseño que Top Time Eventos, empresa organizadora de la San Silvestre, le ha realizado para solventar las obras y también para poder incrementar el número de inscritos.

espectacularidad. El nuevo trazado gana en espectacularidad. La salida y la meta estarán ubicadas en León y Castillo, a la altura del Club Natación Metropole, como hasta ahora. El primer cambio vendría en la dirección de la salida. Los corredores partirían, si se aprueba el nuevo circuito, hacia Julio Luengo, al contrario que hasta ahora.

Los participantes de la San Silvestre Las Palmas de Gran Canaria 2020 bordearían Julio Luengo para meterse de lleno en la Avenida Marítima, en dirección Sur-Norte, es decir, pegados al mar y en dirección contraria a la habitual circulación de los vehículos. Se correría por la Autovía hasta enlazar con el ramal que que empata con el subterráneo de Bravo Murillo -siempre en la dirección contraria a la habitual de los vehículos-. En una pequeño ascenso, a la altura del parque San Telmo, se giraría a la derecha en León y Castillo para tomar el recorrido de vuelta por esta arteria principal de la ciudad y alcanzar la línea de meta, manteniendo la actual distancia de 6 kilómetros.

Todas las partes han visto necesario que la San Silvestre tiene que variar su actual recorrido, porque la capacidad del mismo está al límite, unido a las obras próximas, pero ahora hay que evaluar minuciosamente esta propuesta, principalmente en el apartado de seguridad.

Para cerrar la Avenida Marítima, hay que implicar también a la Dirección General de Tráfico y tener muy claro los pros y los contras de esta decisión. La Avenida Marítima, sentido Sur-Norte, se tendría que cerrar desde La Laja y desviar los vehículos por la Circunvalación.

La San Silvestre de la capital grancanaria estuvo antiguamente muchos años sin pisar ni una sola vía, ya que transcurría por el parque Romano y la acera de la Avenida. El auge de la prueba hizo que se lograse disponer de un circuito urbano, pero éste se ha quedado pequeño y además cuenta con dificultades por las obras. El salto a la Avenida Marítima de la San Silvestre supone un nuevo punto de inflexión para avanzar en el futuro.