La restauración rescata el antiguo hotel Europa

01/04/2018

Se considera el primer establecimiento hotelero de la capital grancanaria y ahora se convertirá en un espacio de restauración de referencia. Un proyecto apuesta por abrir varios restaurantes en el inmueble que acogió el antiguo hotel Europa, entre las calles Remedios y Peregrina. Ya cuenta con licencia del Ayuntamiento.

El edificio que en su día albergó el hotel Europa, uno de los primeros establecimientos dedicados a esta actividad como hoy la conocemos en la capital grancanaria, volverá a la vida tras años de inactividad de la mano de la restauración. Una iniciativa empresarial pretende convertir este inmueble ubicado entre las calles Remedios y Peregrina, una casona del siglo XIX conocida como Casa Falcón, en un espacio dedicado exclusivamente a la restauración, un concepto que sus impulsores entienden que no existe en estos momentos en la zona de Triana.

La propuesta ideada para este edificio, que data del siglo XIX y que cuenta con unos mil metros cuadrados de superficie y dos alturas, pasó por la comisión de Patrimonio del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en diciembre pasado, obteniendo su visto bueno, como confirmó en su momento el concejal de Urbanismo, Javier Doreste.

Sin embargo, había un siguiente paso a solventar antes de obtener la autorización municipal necesaria, y que consistía en la presentación del proyecto definitivo a ejecutar, con el objetivo de comprobar que se ajustaba a la propuesta inicial.

La propuesta salvó este paso y el pasado 13 de marzo el Ayuntamiento capitalino le otorgó la licencia.

El proyecto contempla la instalación de varios restaurantes en el interior de un inmueble en el que, tal y como han avanzado los responsables de la idea, se va a respetar la fachada y aquellos elementos originales que su estado de conservación –que parece bastante bueno– lo permita, tales como la escalera principal.

La idea inicial de los promotores del proyecto, como se confirma desde el Ayuntamiento, era ubicar en este espacio unos 7 u 8 pequeños restaurantes, con diferentes propuestas gastronómicas.

Así, el expediente con que cuenta el área de Urbanismo refleja que la planta baja acogería una variedad de propuestas gastronómicas. También se señala que habrá un restaurante mexicano, una cervecería, una bodeguita, un bar de carnes y una zona de sushi. Para la parte alta de esta casona se proyecta otro restaurante, una tasca, un espacio decorado con tatamis y unos reservados.

Los promotores de la idea señalaron en su día que esta apuesta por un «espacio de restauración pura» venía a cubrir un aspecto de la oferta gastronómica que no se está cubriendo en la zona Triana, donde consideran hay «tascas a montones y muy buenas», pero no un espacio como el que ellos proyectan.

Por otra parte, el proyecto contempla la instalación de un ascensor en el inmueble al que el Ayuntamiento capitalino, como ha confirmado el edil de Urbanismo, le ha dado el visto bueno.

Doreste recuerda también que el edifico del número 8 de la calle Remedios «es la tercera parte del hotel Europa», ya que el mismo «fue dividido por las familias» propietarias.