La hostelería pide que no se prohíba su actividad en las azoteas

12/01/2018

La Asociación de Empresarios de Bares, Cafeterías, Restaurantes y Ocio de Las Palmas (AEBCRyO) ha pedido este viernes al alcalde de la capital grancanaria, Augusto Hildago (PSOE), que se replantee la decisión de prohibir su actividad en azoteas, recibida «con absoluto estupor» en el sector.

La patronal del sector no entiende que no se permita dedicar una azotea al negocio de hostelería si el edificio donde se encuentra colinda con otro de uso residencial.

Esta prohibición, que será llevada al pleno de la corporación el próximo 26 de enero, "tiene visos de salir adelante", ha explicado el presidente de la asociación, Fermín Sánchez.

AEBRyO considera que esa medida atenta "contra iniciativas empresariales de Las Palmas como ciudad abierta, frenando inversiones y calidad turística".

A su juicio, estas instalaciones "tienen gran aceptación entre la ciudadanía", por lo que el Ayuntamiento "está haciendo un flaco favor a la libertad de empresa, a la iniciativa empresarial y a la imagen de la ciudad en sí misma", que va a en contra "de la dinámica de ciudad abierta de la que tanto alardean desde el Consistorio".

"Hoteles que se han renovado y tienen esas instalaciones abiertas para una restauración de calidad o incluso para la celebración de eventos, entre otras actividades, tendrían que cerrar estos espacios", argumenta

Sánchez, ya que el Consistorio "se carga esta posibilidad" a pesar de que "cuentan con permisos que el propio Ayuntamiento les aprobó".

Asimismo, el portavoz de este sector empresarial dice que en una reunión previa celebrada en octubre "el alcalde se comprometió a contar con la asociación para elaborar esta ordenanza, mostrándose colaborativo a una norma consensuada con los empresario".

Sin embargo, añade, la norma "ha sido llevada a Comisión y próximamente a pleno como una decisión arbitraria".

Los bares y restaurantes de la ciudad sostienen que "hay elementos suficientes para que los negocios cumplan la norma" y se pueda ofrecer al público "una zona de ocio y respetar el descanso de los vecinos al mismo tiempo", ya que "una cosa no es incompatible con la otra".

En este sentido, opinan que "la prohibición no es la salida adecuada de ninguna de las maneras", ya que "el Ayuntamiento puede gestionar este asunto a través de ordenanza municipales de control de ruido, por ejemplo, en base a unos criterios objetivos de mediciones".

En el caso de aprobarse esta prohibición, "la asociación va a impugnarla y seguramente también los afectados, que reclamarán daños y prejuicios si les aboca al cierre con sus permisos e instalaciones de acuerdo a la normativa y con la habilitación municipal y sectorial pertinente" y, por tanto, "traerá consigo una batería de litigios importante", advierte AECByO.

  • 1

    ¿Le parece correcto que la próxima cabalgata del carnaval en Las Palmas de Gran Canaria vuelva a salir de La Isleta?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados