La fantasía desborda el taller de Manu

13/02/2019

El cántabro afincado en Las Palmas de Gran Canaria es un enamorado de la fiesta y de la gala drag. Peluquero profesional, las pelucas de armaflex y los trajes que confecciona se han convertido en un reclamo popular para los que quieren destacar en la fiesta en la calle.

ETIQUETAS:

El carnaval de Las Palmas de Gran Canaria y su arraigo en la ciudad no solo se nota en los naturales de la isla, el factor atractor de la fiesta capta para su espíritu también a todos aquellos cuya procedencia geográfica se encuentra en otro punto del país. Es el caso de Manu Santos, cántabro de 45 años, que desde que llegó hace 18 años a la capital se integró en la celebración de la que hoy es también parte activa con sus ya célebres pelucas de armaflex.

Manu es un enamorado del carnaval. Su ubicación geográfica en la ciudad está en La Isleta, donde reside y elabora los encargos, propios y ajenos, de los que quieren transgredir a pie de calle. No podía haber encontrado mejor lugar en el que instalarse, calles donde el carnaval es patrimonio desde antes de que la fiesta fuera fiesta.

Desde su aterrizaje en la isla en el año 2001, Manu Santos vio algo especial en el carnaval de la ciudad. «Me gusta el carnaval y su gala drag. Cuando la preselección era a puerta cerrada yo conseguía invitación y no me lo perdía», expone ejemplificando su relación pasional con una fiesta en la que participa creando para otros, pero también para él mismo y su pareja, fuente de inspiración en muchos de sus trabajos carnavaleros.

Quienes conocen su trabajo y le han encargado creaciones salen encantados

Manu Santos tiene una forma clara de afrontar los encargos que hacen que el cuarto que hace las veces de espacio de trabajo desborde de materiales y, fundamentalmente, de la fantasía de sus creaciones. «Hace unos años empecé a hacer pelucas con armaflex, junto con mi pareja que me da las ideas de personajes. Creo la peluca y el vestuario; la verdad hago pocos bocetos, salvo que sea un encargo. Tomo la pistola de silicona, piedras y el armaflex y empiezo a trabajar. Puedo tardar unas 24 horas en crear una peluca», expone cuestionado por su método de trabajo.

La fantasía desborda el taller de Manu

Quienes conocen su trabajo y le han encargado creaciones salen encantados, incluso advierten que ya están pensando en qué solicitarle para el carnaval del año próximo.

El trabajo de Manu Santos le convierte en uno de esos personajes de la fiesta tan esenciales para la existencia de la misma. Esas figuras que al margen del carnaval institucional se vuelcan en convertir a Las Palmas de Gran Canaria en una ciudad que, una vez que llega febrero, desborde colorido e imaginación. El carnaval de verdad, el que emana de la pasión popular, entre todos aquellos que cada año subrayan en sus calendarios la fiesta.

  • 1

    ¿Se deben limitar las carreras o el running por el paseo de Las Canteras?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados