La ciudad revoca 17 licencias a taxistas

16/12/2019

El padrón de taxis de la capital sufre el mayor descenso de autorizaciones de las últimas dos décadas, un dato propiciado en su mayor parte por las sentencias judiciales emitidas contra floteros. El Ayuntamiento espera por más juicios.

La última gráfica sobre el sector del taxi en el Estado del Instituto Nacional de Estadística muestra un descenso notable, de 17 licencias, en Las Palmas de Gran Canaria. Un número llamativo según los parámetros estables de las últimas dos décadas en la capital, siempre similares. El descenso de autorizaciones administrativas se debe a que el Ayuntamiento ha revocado en el último año esas 17 licencias, la mayor parte de ellas con sentencia judicial mediante.

En la actualidad Las Palmas de Gran Canaria tiene 1.623 taxis. Una estadística que abre una brecha en la media de la última década, en la que siempre oscilaba entre 1.640 en sus picos más altos y 1.635 en los más bajos. Además, el dato de este año cae todavía por debajo del año 2000, cuando en la capital se concentraban 1.126.

José Eduardo Ramírez, concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, explica las razones. «La mayor parte por sentencias judiciales en casos contra floteros. Y durante lo que queda de este año todavía estamos esperando por más casos que podrían suponer la recuperación de más licencias por parte del Ayuntamiento», indica a este diario.

En concreto han sido 14 licencias las que se han encontrado en esa situación judicial. Todas ellas han sido víctimas de un expediente sancionador por parte del gobierno de la ciudad, en la que han tenido que entregar la licencia municipal y, además, abonar una sanción económica.

En los otros tres casos, uno de ellos la perdió porque le caducó la solicitud extemporánea del levantamiento de la suspensión y las otras dos porque los herederos de esas licencias no las demandaron en el plazo de tiempo del que disponían para ello.

El responsable del área de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria asegura que no hay planes a corto plazo para volverlas a situar en el mercado. «Sabemos que la ciudad tiene la mayor densidad de taxis de España. Y por lo tanto entendemos que no es necesario volver a ofertar esas licencias para que estén en la calle», manifestó Ramírez.

Tres retiradas fueron por no demandarlas herederos

Esta decisión ha sido consensuada con la Mesa del Taxi, el órgano con el que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y los representantes del sector, cuentan para abordar la realidad del gremio en la ciudad. Fraccionado en un numeroso catálogo de asociaciones para defender las demandas de los taxistas.

La cifra de taxis en las calles de Las Palmas de Gran Canaria apenas ha cambiado desde 1994. La estadística del INE permite recuperar las cifras del último cuarto de siglo, viajando hasta 1994 en su base de datos. En aquel año, primera referencia del informe anual publicado a, ya la ciudad tenía un gran número de tacos con 1.636. 13 más de los que hay en la actualidad. Esa cifra se ha mantenido estable durante los últimos años, a pesar de que distintos gobiernos municipales han trabajado para tratar de reducir el número de licencias en las calles.

Movilidad reducida.

El responsable del área de Movilidad de Las Palmas de Gran Canaria confirma que «el Ayuntamiento no tiene previsto en un plazo corto de tiempo el reactivar esas licencias. Y nos las reservamos porque si las sacamos finalmente serán destinadas a atender a vehículos para personas de movilidad reducida. Que aunque las hemos aumentado en los últimos años todavía faltan».