La Cícer se deshace de su pasado

30/11/2018

Un tramo de Las Canteras cierra para retirar tres tuberías de la antigua central. La presencia de amianto obliga a un protocolo de seguridad aunque se asegura que no hay riesgo de contaminación.

El entorno de La Cícer acogió en la mañana de este jueves los trabajos de retirada de dos de las tres tuberías que quedaron al descubierto al desaparecer arena de la zona con el último temporal, y que pertenecen a la antigua Compañía Insular Colonial y Electricidad y Riesgos SA que da nombre a esta parte de la playa de Las Canteras.

La actuación, que está previsto culmine en la jornada de este viernes y que tiene un coste de 6.000 euros, corre a cargo de la empresa Guerra Patrimonial especializada en la retirada de amianto, elemento que se encontró en uno de los dos conductos extraídos de la arena, en concreto uno de 8 metros de longitud y 40 centímetros de diámetro. El segundo, de 1,5 metros, era de hierro.

La presencia de fibrocemento - un compuesto de cemento y polvo de amianto- obligó a poner en marcha un protocolo específico de seguridad ya que, como indicó el responsable de seguridad y limpieza de la empresa responsable de sacar las tuberías, es un material «que no es peligroso a no ser que se manipule».

Gestión de residuos

Así, los operarios encargados de acometer estas labores iban ataviados con monos, guantes y máscaras para garantizar su seguridad. El material, que se retiró por secciones y se revistió con plástico, y los equipos utilizados en la actuación se remitirán a una empresa dedicada a la gestión de residuos en la Península, salvo las máscaras, a las que solo es preciso cambiar el filtro, explicaron los responsables de los trabajos.

La Cícer se deshace de su pasado

Además, los trabajadores, una vez concluida la extracción, se sometieron a un proceso de descontaminación que consiste en una ducha a presión.

El concejal de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez, que supervisó el inicio de los trabajos, señaló que la presencia de amianto no supone ningún riesgo ni para los usuarios de la playa ni para el entorno. «No hay peligro para la playa, no hay peligro para la ciudadanía. El único peligro es el manipulado de estas tuberías», afirmó.

Tramo cerrado

Añadió que para garantizar la seguridad, se ha cerrado el tramo de playa entre la pasarela de La Cícer y la calle California, en el que están estos conductos, pues al tratarse de amianto «el procedimiento para poder sacarlo requiere de una condiciones de seguridad importantes, sobre todo para los operarios».

Ramírez insistió en que «si se toman las medidas oportunas» la retirada de este material no supone «ningún peligro» y recordó que aún hay espacios e instalaciones en la ciudad que lo tienen y que se procede a su retirada siguiendo los procedimientos establecidos. Aclaró, «que no hay contaminación de la arena si se tiene cuidado en el proceso de la extracción, y es lo que estamos haciendo».

La actuación se paró este jueves a las 14.00 horas por el cambio de marea. Este viernes se retirará la tercera tubería y a continuación se reabrirá el tramo de playa cerrado.

  • 1

    ¿Cree que fue acertada la celebración de las campanadas en los locales de Vegueta?


    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados