Guaguas encara pérdidas de entre 6 y 11 millones por el coronavirus

02/06/2020

La compañía dibuja varios escenarios a raíz del descenso de viajeros. Aumenta el malestar entre los trabajadores por la decisión de la dirección de suspender el abono de unas 4.000 horas extra

La dirección de Guaguas Municipales ha esbozado tres escenarios de futuro en los que se trata de medir las restricciones de uso que impuso la lucha contra la Covid-19. En todos los casos, se prevé que la compañía entre en situación de pérdidas, que pueden ir desde los seis millones de euros, si no se consiguen aportaciones adicionales de las administraciones públicas, hasta los once millones de euros, en el caso de que haya que afrontar un nuevo periodo de confinamiento tras el verano a consecuencia de un repunte de la pandemia.

Las pérdidas se producirían justo después del que ha sido el mejor ejercicio de la historia de la compañía, con unos 38,5 millones de viajeros y unos beneficios que superaron los cuatro millones de euros.

La caída de ingresos derivada de la disminución de la actividad -hasta un 87% en la época más dura del confinamiento- y la previsible disminución de las subvenciones que dependen del número de viajeros no se verán acompañadas por una reducción de gastos ya que, salvo en el caso de combustible, las obligaciones no solo se han mantenido sino que se han tenido que aumentar en imprevistos como la adquisición de equipos de protección individual, geles hidroalcohólicos, mamparas...

El director general de Guaguas Municipales, Miguel Ángel Rodríguez, expuso esta situación a los trabajadores de la empresa en una videoconferencia en la que salió a relucir el malestar de los trabajadores ante la decisión de la empresa de suspender el abono de las horas extra de los dos últimos meses.

La empresa trata de compensar las horas que se debe a los empleados -unas 4.000 horas- con el salario que se les abonó a los trabajadores que se quedaron en casa como consecuencia de la reducción de la actividad. «Hay que sentarse a negociar una fórmula para que ese salario se justifique», expuso Rodríguez, «es la primera vez que tenemos horas que pagar y horas que compensar».

Sin embargo, los trabajadores de Guaguas Municipales consideran que la intención de la compañía pasa por hacerles pagar parte de las pérdidas que tiene que afrontar la empresa. Además, han trasladado su indignación por el hecho de que la dirección haya decidido suspender el abono de las horas extra para luego sentarse a negociar.

En su encuentro telemático con Miguel Ángel Rodríguez, algunos empleados manifestaron su intención de no realizar nuevas horas extra hasta que se aclare esta situación.

El viernes, negociación

La suspensión del abono de las horas extra y la compensación salarial por las jornadas no trabajadas se pondrán sobre la mesa de negociación a la que se han emplazado las dos partes -dirección y trabajadores- el próximo viernes. Una parte de los convocados acudirá a la sala de reuniones, mientras que otra parte estará presente por vía telemática.

«No comprendo cuál es el problema porque todo el mundo ha cobrado el sueldo y la paga extra de marzo», expuso el director general de Guaguas Municipales, Miguel Ángel Rodríguez, «está respaldado por el convenio colectivo, tienen que compensar las horas pagadas durante los quince días que estuvieron en sus casas».

Sin embargo, los trabajadores entienden que no deben justificar nada porque se les pagó por su situación de disponibilidad. «Había que estar preparados para trabajar en caso de que se produjera una contingencia relacionada con el coronavirus, como que hubiera que aislar en cuarentena a otros compañeros, estábamos como los retenes que se organizan para casos de necesidad», explicaron.

El director de Guaguas destacó que no se aplicara ningún ERTE y destacó la necesidad de aumentar el número de viajeros. En este sentido recordó que hay informes científicos que dicen que el riesgo de contagio en el transporte público es prácticamente nulo si se lleva mascarilla.