Fallece Paulino Montesdeoca, exconcejal y abogado

13/02/2019

Paulino Montesdeoca de la Guardia, que fue concejal del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, consejero del Cabildo de Gran Canaria, y director general de Patrimonio del Gobierno de Canarias, falleció este martes a los 51 años. Paulino Montesdeoca llevaba años luchando contra una enfermedad y la noticia de su fallecimiento llenó de consternación a cuantos lo conocieron.

Hizo su carrera política en el Partido Popular, y llevaba la pasión por la política en las venas, pues su padre, Paulino Montesdeoca Sánchez, fue diputado en el Congreso y destacado dirigente durante años de Alianza Popular, luego reconvertido en PP.

El fallecido estaba casado con la empresaria María Cristina Viera.

CANARIAS7 deja constancia expresa de su más sentido pésame y traslada las condolencias a familiares y seres queridos.

Descanse en paz.

Fallece Paulino Montesdeoca, exconcejal y abogado
Obituario: Un caballero de la política.

Fue en su época, allá por los primeros años 90, uno de los jóvenes valores del Partido Popular; demostró capacidad de gestión y fino olfato político; llevaba la pasión por lo público en las venas y gozaba de una habilidad para convencer a propios y extraños que era la envidia de muchos compañeros de política. Todo eso y mucho más vino a la mente de cuantos tuvieron la suerte de tratarlo al conocer anoche la triste noticia del fallecimiento de Paulino Montesdeoca de la Guardia.

A los 51 años su vida quedó segada por un cáncer contra el que llevaba unos años batallando, una pelea que mantuvo con entereza, rodeado siempre de los suyos, y en la que hubo, como es habitual, altibajos. Precisamente en esos momentos de debilidad salía a relucir la capacidad de resistencia y el fuste de una persona grande en lo físico pero, sobre todo, en lo humano.

Paulino Montesdeoca de la Guardia era uno de los seis hijos de Paulino Montesdeoca Sánchez (Las Palmas de Gran Canaria, 1933), también abogado e igualmente político. Montesdeoca Sánchez fue de los muchos que procedía de aquel centrismo que tanto contribuyó a la Transición y que luego terminó en Alianza Popular, reconvertida en su día en Partido Popular. Montesdeoca de la Guardia heredó de su padre, entre otras cualidades, la exquisitez en las formas y la capacidad de trabajo, así como la moderación política. Sin histrionismos pero sin por ello renunciar a las ideas propias.

Su debut político tuvo lugar en el Ayuntamiento capitalino, como uno más de aquella generación de jóvenes que asumió el reto con José Manuel Soria de poner en orden un Ayuntamiento y una ciudad que habían perdido en gran medida el norte y hasta la autoestima. Fue también concejal con Pepa Luzardo y en un cometido de tanto calado como la Movilidad Ciudadana cuando Guaguas Municipales era un quebradero de cabeza para todo edil

De nuevo con Soria pasó al Cabildo de Gran Canaria y cuando el PP entró en el Gobierno de Canarias en el pacto con CC, con Paulino Rivero en la Presidencia, Montesdeoca de la Guardia fue nombrado director general de Patrimonio.

Su carrera política vivió un punto de inflexión en 2008. Eran los tiempos en que un sector del PP reclamaba una renovación y Paulino Montesdeoca hizo lo que muy pocos: dio un paso al frente. Lo hizo desde la lealtad a las siglas pero desde la convicción de que era preciso cambiar algunas cosas y oxigenar la organización política. Esa decisión no fue bien encajada por el equipo de Soria y Montesdeoca acabó dimitiendo como director general y dando otro paso, pero esta vez al costado. Lo hizo sin mayores ruidos y anteponiendo el respeto a la marca política en la que tanto creía y a la que siguió vinculado. Como un caballero.

Se dedicó a la abogacía, donde, como en todo, despuntó por su solidez y su preparación. Y así le iba la vida hasta que la enfermedad se cruzó en su camino. Se encontró incluso con que el PP trató de repescarlo para importantes responsabilidades en la vida pública pero Paulino Montesdeoca sabía la gravedad del reto que tenía por delante y fue, como siempre, sincero: la prioridad era estar con los suyos y hacer frente al problema de salud.

La capilla ardiente con sus restos mortales quedó instalada anoche en el tanatorio San Miguel, donde hoy, a las 23.30 horas, se procederá a su incineración.

Desde estas líneas, CANARIAS7 deja constancia expresa de sus condolencias y traslada su más sincero pésame a familiares y seres queridos, en especial a su viuda, María Cristina Viera Rodríguez; sus hijos, Paulino y Alfonso Montesdeoca Viera; su padre, Paulino Montesdeoca Sánchez, y su esposa, María del Carmen Oppelt Díaz Casanova; y sus hermanas, Pino, Carmen y Belén.

  • 1

    ¿Debe perdonar el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Gran Canaria la deuda al cantante Manny Manuel?

    Sí.
    No.
    Ns/ Nc.
    Votar Ver Resultados