«En el colegio León no han movido una tacha en dos años»

21/10/2019

En El Lasso hay una sensación de haber sido engañados. Más de un año después de haberse cerrado el colegio por los daños de un temporal de principios de 2018, las aulas siguen cerradas. Los padres exigen al Gobierno y al Ayuntamiento que inicien ya las obras prometidas

Para evitar riesgos, se decidió trasladar a los 67 alumnos de entre tres y once años que había en el colegio León al centro de educación infantil y primaria Pintor Manolo Millares, situado en el barrio de Pedro Hidalgo. Luego empezó la pesadilla burocrática e institucional. Gobierno de Canarias y Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria comenzaron a pasarse la pelota de la responsabilidad -como ha ocurrido en otros casos, como el de los comedores escolares de verano-, mientras que los padres y madres de los chiquillos empezaban a sospechar de que se quería aprovechar esta oportunidad que brindaba la naturaleza para clausurar el centro de El Lasso de manera definitiva.

Sin embargo, la lucha de las madres del colegio León terminó por obligar a ambas instituciones a llegar a un acuerdo para reparar el centro.

En virtud de ese compromiso, el Gobierno de Canarias asumía una inversión de 170.000 euros para cubiertas y falsos techos; y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, otros 280.000 euros. En total, 450.000 euros que servirían para reabrir el colegio en el presente curso escolar. De eso se informó en abril de 2018, pero desde entonces no se ha hecho absolutamente nada en el colegio.

«No se ha movido ni una tacha en casi dos años», se queja Carolina Rodríguez, que se mantiene como la voz indignada de las madres del barrio de El Lasso, una de las zonas más olvidadas de la capital grancanaria por todas las instituciones.

«El Gobierno de Canarias tenía que hacer las cubiertas y el Ayuntamiento tenía que asumir los desperfectos que sufre el edificio por no haber hecho un mantenimiento adecuado durante todos estos años», criticó la representante de los padres y madres del colegio León.

La obra no ha empezado cuando tenía que haber acabado. «Se comprometieron a empezar la obra entre mayo y julio de 2018 pero va a cumplirse dos años y nada», prosigue.

Rodríguez repasa la rocambolesca lista de justificaciones que les han dado para tratar explicar por qué no han comenzado los trabajos en este colegio. «Primero nos decían que la culpa la tenía el Gobierno de Pedro Sánchez, que no daba el dinero; luego que cambió la ley de contratos», enumera esta madre, «pero ahora son del mismo partido -en el Gobierno y en el Ayuntamiento- y siguen sin gastarse los 450.000 euros». En su opinión, solo hay «desidia» en una y otra institución. Este periódico intentó conocer las causas que han motivado este retraso tanto en la Consejería de Educación como en el Ayuntamiento, pero ninguna de las dos administraciones ofreció explicación alguna de los hechos.

Como el Carlos Navarro

Los vecinos del barrio de El Lasso temen que el colegio León acabe como el Carlos Navarro Ruiz, en el Paseo de San José, que en los últimos tiempos ha sufrido seis incendios, otros nueve conatos, robos, actos vandálicos y fiestas ilegales.

«Ya ha habido algún incendio y las aulas se están convirtiendo en un fumadero», detalló Carolina Rodríguez, «se están metiendo ratas y aunque encienden las luces y tienen a una persona de mantenimiento, no es suficiente».

La vecina critica que la concejala de Educación, Lourdes Armas, no atiende sus peticiones. La crítica la hace extensiva al alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, «que no responde ni por correo electrónico, ni por Twitter».

  • 1

    ¿Los desvíos de tráfico por El Sebadal y el Acuario acabarán con los atascos en la salida del Puerto de La Luz?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados