Día Internacional de la Juventud

Ellos sí creen posible un mundo mejor

12/08/2017

Desde el sindicalismo, el feminismo, la iglesia, la igualdad o la ecología luchan por hacer real el cambio

I.S.Rosales / Las Palmas de Gran Canaria
ETIQUETAS:

La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió en 1999 declarar el 12 de agosto Día Internacional de la Juventud. Desde entonces, las instituciones celebran este día con actividades y festivales dedicados a los jóvenes de entre 14 y 30 años. Siete canarios activistas de distintos colectivos sacan la conclusión de que este día es para «tenernos entretenidos» y no para incentivar el asociacionismo como sí ocurriera en otras épocas.

«En ningún momento se nos espera como interlocutores a la juventud, sino simplemente se nos quiere entretenidos, sacándonos muchas fotos pero para nada dando nuestra opinión», denunciaron los jóvenes, que además ven con preocupación la paralización por «voluntad política» del Consejo de Juventud de Canarias. Desde el sindicalismo, el feminismo, el activismo LGTB, la lucha obrera de la Iglesia o la ecología, Paula Rivero, Miriam Montesdeoca, Domingo Vizcaíno, Jennifer N. Molina, Néstor López y Carla García hacen suya la responsabilidad de ser agentes activos para el cambio y animan a la gente a unirse a ellos más allá de hacer «ciberactivismo» en redes.

Voz propia. «Es importante resaltar que no somos el relevo de, nosotros como jóvenes tenemos una voz y una necesidad propia. No estamos esperando a que vengan a salvarnos, nosotros mismos queremos ser el cambio de estructura», defendió N. Molina, activista en varios colectivos como Gamá, Ágora Violeta y ADA Gran Canaria.

Las redes sociales son la vía de protesta más extendida entre la juventud. «Tanto con las redes sociales como con la movilización en la calle, tenemos que darnos cuenta de la capacidad que poseemos para incidir en las políticas que nos afectan. Pibes y pibas movilizándose en la calle o hablando en redes sociales son capaces de promover leyes que nos afectan y que nos pueden cambiar la vida», agregaron.

«Y de eso se trata, de combinar todo lo que tenemos a nuestro alcance: las ganas, las redes sociales y el pensamiento crítico para cambiar el mundo». Los chicos, que no se conocían entre sí, se verán en las calles.