El palmericidio de la Vega de San José costó 17.590 euros

20/02/2019

Al margen del valor natural y simbólico de las palmeras taladas en la Vega de San José a fines de enero, el Ayuntamiento ya ha culminado la evaluación de los daños por la pérdida de dos canarias y dos washingtonias

La empresa FCC, a petición de la unidad técnica de Parques y Jardines, terminó de elaborar el viernes pasado el informe técnico de análisis y valoración económica de los daños generados por la tala a hachazos de cuatro palmeras en la Vega de San José los días 21 y 22 de enero de este año. De acuerdo con dicho análisis, el palmericidio tuvo un coste de 15.589,51 euros.

La estimación sigue el método propuesto por la norma Granada de valoración del arbolado ornamental, aprobada por la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos.

En función de ella, los cuatro ejemplares perdidos se valoraron en 17.212,26 euros, a lo que hay que sumar otros 377,25 euros por los costes de la retirada de los restos vegetales que quedaron tras la tala a hachazos.

Hay que recordar que el 21 de enero se detectó la primera planta cortada. Se trataba de un ejemplar de quince metros de altura del género Washingtonia (Washingtonia robusta), que se encontraba en un parterre de la calle Córdoba, a la altura del número 11.

Al día siguiente, el personal de FCC -la empresa que tiene adjudicado el servicio de parques y jardines de la ciudad con un contrato de unos 52 millones de euros por cuatro años- detectó que otras tres palmeras habían sido taladas en el mismo lugar. En este segundo episodio, las víctimas de la actuación vandálica fueron dos palmeras del género Phoenix (Phoenix canariensis) de unos cinco metros de altura; y, de nuevo, un planta del género Washingtonia, también de unos quince metros de altura.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través de la concejala de Servicios Públicos, Inmaculada Medina, denunció los hechos ante el Cuerpo Nacional de Policía para tratar de esclarecer lo sucedido, localizar a sus autores y hacerles pagar el coste de los daños, pero todavía no se ha identificado a los causantes del palmericidio.

En su momento, la edil indicó que los ejemplares talados en la Vega de San José presentaban un buen estado de salud y eran de titularidad municipal.

  • 1

    ¿Debe multarse a las personas que dan de comer a las palomas en las plazas?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados