El juez ordena al alcalde que ejecute la orden de cierre de La Cícer

20/07/2018

Una sentencia ordena al Ayuntamiento que ejecute sus propias órdenes respecto a la subestación eléctrica que Endesa mantiene operativa en La Cícer: la de cese y paralización de la actividad, dictada en 2010, y la de confección de un plan de abandono paulatino de la zona, dictada en 2016.

Una nueva sentencia aboca al cierre de la subestación eléctrica de La Cícer. El juzgado de lo Contencioso-Administrativo 2 ha ordenado al Ayuntamiento que cumpla sus propias resoluciones respecto a la instalación industrial de Las Canteras: la primera, de 2010, por la que el Consistorio ordenó «la paralización y cese, en el plazo de un mes, de la actividad de producción, transformación, transporte y distribución de energía eléctrica»; y la segunda, de 2016, por la que se da un plazo de dos meses a Endesa para que presentara «un plan que llevara aparejado el cierre paulatino de la actividad».

La jueza Alba Rodríguez Machado condena de este modo la inactividad del Ayuntamiento durante los últimos siete años, algo a lo que se opuso la defensa letrada del municipio por entender que el cierre de la subestación eléctrica sobrepasa sus competencias. Este argumento también fue empleado por la mercantil.

Sin embargo, la jueza aclara que lo que pretende la asociación ciudadana para recuperar La Cícer no es «el cierre como tal de la subestación eléctrica afectada», sino la ejecución de las dos citadas resoluciones emitidas por la directora general de Ejecución Urbanística del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

La magistrada recuerda que la resolución 5660/2010 -la orden de paralización de la actividad en un mes- es firme porque fue ratificada por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias en 2015; y que la número 21931/2016 -la del plan de abandono paulatino- también es firme desde que fue confirmada por otra sentencia del juzgado Contencioso-Administartivo 3, el pasado mes de mayo.

«El Consistorio demandado no ha aportado sustrato probatorio alguno que acredite, bien el despliegue de la actividad necesaria tendente al cumplimiento de las (resoluciones), bien la concurrencia de circunstancias físicas o jurídicas que imposibiliten el ejercicio de las competencias y potestades legalmente atribuidas a aquél», determina la jueza.

La sentencia, contra la que cabe recurso de apelación, fue celebrada ayer por el presidente de la asociación ciudadana Recuperar La Cícer, José Juan Navarro. A través un comunicado escrito, los vecinos apuntaron que «la asociación no está dispuesta a permitir que el Ayuntamiento se alinee con los intereses económicos de Endesa, permitiéndole dilatar en el tiempo una situación irregular que perjudica al vecindario y al interés general de la ciudad, solo ventajosa para la mercantil, que obtiene un importante beneficio económico sin invertir el dinero necesario para que dichas instalaciones estén funcionando dónde y cómo debieran».

«Llevamos diez años de denuncias y demandas, con varias decenas de pronunciamientos judiciales a las espaldas, todos ellos en el sentido inequívoco de que la subestación debe salir de La Cícer, y no vamos a permitir que el Ayuntamiento ni el concejal de Urbanismo tarareen la música que les susurre Endesa», prosiguió Navarro, «el Ayuntamiento debe exigir la redacción del plan ordenado del cierre sin más excusas ni dilaciones indebidas».

Los vecinos dicen que el cierre no debería afectar a la planificación eléctrica. «La redacción del documento de cierre ordenado de La Cícer no conlleva, de momento, ninguna acción fáctica», explica el presidente de la asociación, José Juan Navarro, «se trata de agilizar el trabajo para que cuando llegue el momento, el cierre se haga de modo adecuado, lo que no interesa a la eléctrica y, a juzgar por su comportamiento, tampoco al Ayuntamiento».

  • 1

    ¿Le parece correcto que la próxima cabalgata del carnaval en Las Palmas de Gran Canaria vuelva a salir de La Isleta?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados