El Elder declara la emergencia climática

12/11/2019

El Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología de Las Palmas de Gran Canaria es desde este martes el primer museo español que declara la situación de emergencia climática, un mensaje que se encargará de trasladar a los visitantes la robot "Ada".

ETIQUETAS:

Esta robot autómata advertirá a los visitantes del centro, más de 230.000 al año, de la importancia de cuidar el medio ambiente y de tomar medidas que sirvan de freno a la crisis climática, el calentamiento global, la contaminación o el derretimiento de los cascotes polares.

Esta iniciativa se enmarca dentro de un plan de acción que incluye, a su vez, medidas para incentivar la movilidad sostenible, exposiciones itinerantes, actividades formativas y de tipo científico, campañas de prevención de incendios y la obra teatral "El hombre que plantaba árboles".

Como ha indicado la robot ADA en una rueda de prensa, la afectación del cambio climático puede ser "irreparable" si no se ponen en marcha medidas "urgentes" para paliar "la grave situación que amenaza al mundo".

Según ha alertado, de no poner freno, "en unos años solo los robots podrán vivir en este planeta", ya que "el impacto del calentamiento global llevará a sequías", que pueden causar la muerte "de hasta 13.000 personas al año".

Ada ha explicado que "seguirán aumentando las inundaciones" y que una tercera parte de los glaciares "desaparecerán a final de siglo".

El Elder declara la emergencia climática

Del mismo modo, ha llamado a la puesta en marcha "de medidas que mitiguen la degradación del medio ambiente", porque "hay que hacerlo ahora", ya que la sociedad presente y futura "merece un mundo mejor".

Sobre esta misma idea ha ahondado el director del Museo Elder, José Gilberto Moreno, que ha detallado las acciones que se llevarán a cabo en el centro "sin temporalidad" y que estarán en activo "hasta convencer a la población de la importancia de actuar".

El Museo Elder ha declarado la emergencia climática en una acción conjunta con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, el Cabildo de Gran Canaria, el Consorcio de Emergencias insular y el Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo, con "un mensaje claro que significa que hay que pasar a un plan de acción".

Se trata, entre otras iniciativas, de "talleres de reducción de plástico" que conviertan al Elder en un "espacio de plástico cero", así como "un plan de acción de protección de la biodiversidad" y campañas de "prevención de incendios" en lo individual y colectivo dirigidas a escolares.

Además, el museo científico ha puesto en marcha medidas de "reducción de energía en ascensores y aire acondicionado", entre otras iniciativas.

Como ha explicado el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Heriberto Dávila, "la entrada al museo será gratuita para todos aquellos que usen la bicicleta para acercarse al centro", con lo que se persigue "fomentar un transporte sostenible e incentivar su uso".

También se entregarán entradas gratuitas al centro a aquellos que compren publicidad reciclado y reciclable, como es el caso de la botella de cristal, entre otros productos disponibles en la tienda de el museo.

El director del Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo, Juli Caujapé, ha recalcado que "la biodiversidad requiere que las buenas intenciones estén apoyadas en estrategias científicas" porque de ello depende "la supervivencia o muerte como especie".

La consejera de Medio Ambiente del Cabildo grancanario, Inés Jiménez, ha reforzado esta idea, al apostar por "un mensaje radical, firme y potente de preocupación".

El objetivo fundamental es "seguir trabajando de forma coordinada" desde las instituciones, en lo personal, profesional y colectivo, "con un compromiso mundial desde Canarias", ha dicho.