Los bomberos aconsejan que se tire por su mal estado

El declive de la terraza del Julio Navarro

18/05/2017

Los bomberos de la ciudad acudieron en la tarde del miércoles al Julio Navarro para retirar unas planchas que se habían caído de la estructura que se ubica sobre los vestuarios. Además, quitaron otras que se encontraban muy deterioradas en la zona más cercana a la piscina. Recomiendan que se tire ante el mal estado que presenta.

Las Palmas de Gran Canaria.

El viento que hizo acto de presencia este miércoles en la capital grancanaria despertó la preocupación de Pedro Ruiz, presidente del Club Natación Las Palmas, una entidad que desarrolla su actividad deportiva en las instalaciones municipales Julio Navarro. El estado de deterioro que presenta la estructura ubicada sobre los vestuarios y que en su día albergó un espacio destinado a diferentes celebraciones, le inquietaba.

«Llamé por seguridad», explicó ayer Ruiz, policía de profesión, al referirse al aviso que dio al 112 para informar de su temor de que algunas de las láminas del «techo de cartón piedra» de esa terraza pudieran salir volando. El aviso se dio a primera hora de la tarde porque «los entrenamiento empiezan a las 16.00 horas» y «cada día vienen unos 500 niños y otros usuarios».

Al llegar, los bomberos certificaron que «se habían caído unas planchas del falso techo que cubría esa zona», confirmaron fuentes municipales. Además, «retiraron varias planchas más que estaban en mal estado, las más cercanas a la piscina», añadieron. Explicaron también que eran «planchas de corcho o algo similar que estaban hinchadas de la humedad» y que «los bomberos recomiendan que se tire la estructura completa porque está en muy mal estado».

El declive de la terraza del Julio Navarro

Ruiz certificó que «los bomberos aseguraron la zona» y «retiraron las planchas que no estaban bien sujetas». Aclaró que en ningún momento hubo riesgo para los usuarios, que pudieron seguir haciendo uso de las piscinas más pequeñas y que, en la tarde de ayer, ya volvieron a tener a su disposición la de 50 metros, la más cercana a la terraza.

Asimismo, recordó que la terraza «no tiene mantenimiento ninguno» y que «la persona que tenía la concesión la dejó en agosto pasado». Tampoco continuó con la actividad de la cafetería que, según el Ayuntamiento, está vacía desde octubre.

Ruiz mostró su confianza en que los informes de los bomberos y los técnicos municipales que se acercaron a las instalaciones sirvan para que se tomen medidas respecto a un espacio que pertenece al Instituto Municipal de Deportes (IMD).