El calor da una tregua a San Lorenzo

10/08/2018

El pueblo festejó el día de su patrón sin las altas temperaturas que suelen protagonizar la jornada y con una misa que superó la hora y media y demoró la procesión. La feria de ganado creció en participación con un centenar de animales

El pueblo de San Lorenzo amaneció ayer con una fina lluvia que fue el preludio de la buena temperatura que reinó en el día grande de sus fiestas patronales, una jornada en la que las altas temperaturas suelen erigirse en una protagonista más de la celebración y que dieron una tregua para regocijo de los vecinos y las autoridades que acudieron a participar de dos de los actos principales del programa, la misa y la posterior procesión.

«Ésta es una fiesta en la que cada año no solamente hay que agradecer que la gente siga viniendo, sino el trabajo de la asociación de vecinos y la comisión de fiestas» porque «te facilitan todas y cada una de las tareas», explicaba la concejala de Fomento, Servicios Públicos y Aguas, Inmaculada Medina, que ayer representaba al Ayuntamiento capitalino en ausencia del alcalde, que se encuentra de vacaciones, y que estuvo acompañada de otros ediles de la Corporación así como de consejeros del Cabildo y miembros del Gobierno de Canarias.

Las imágenes de San Sebastián y la Virgen del Buen Suceso acompañaron al patrón en su recorrido por las calles

El termómetro fue también un aliado de quienes casi pierden la paciencia esperando que acabase la eucarística, que arrancó a mediodía y que concluyó una hora y 35 minutos después. Esto hizo que la procesión del santo patrón, acompañado por las imágenes de San Sebastián y la Virgen del Buen Suceso, viera retrasado su inicio desde las 13.00 horas en que estaba prevista hasta las 13.40 horas.

Pese a la demora, los vecinos que aguardaban a las puertas del templo que domina la plaza acogieron su salida con aplausos cargados de devoción. «Cuando sale el santo todo el mundo dice: qué lindo está, está más joven que nunca», indicaba la presidenta de la comisión de fiestas, Ana Jiménez, tratando de explicar lo que significa este día «para los hijos de San Lorenzo».

También el buen tiempo hizo más llevadera la feria de ganado, la única que se celebra en el municipio, como siempre recalca la presidenta de la comisión de fiestas y que este año creció en partición al sumar cien animales, 20 más que en la pasada edición.