Despidos en las escuelas infantiles

13/02/2020

Las trabajadoras del servicio del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que gestiona Ralons todavía no han cobrado su salario correspondiente a enero y han visto como el comienzo de la semana ha llegado acompañada de pérdidas de empleo. La representación laboral valora una huelga intensiva.

La dramática situación por la que atraviesan las trabajadoras de las escuelas infantiles municipales de Las Palmas de Gran Canaria sufre una nueva vuelta de tuerca. Febrero está llegando a su ecuador y, una vez más, Ralons, empresa concesionaria del servicio, no ha abonado las nóminas correspondientes al mes de enero. Pero es que, además, representantes de los trabajadores señalan que esta semana se han consumado despidos injustificados en la plantilla.

Según señalan, uno de los motivos es que una de las empleadas fue enviada al paro por el simple hecho de comunicarle a un padre de uno de los once centros que se encuentran en esta perversa situación el calendario de paros que volverán a realizar, en concreto el lunes y viernes de la próxima semana.

Ante este escenario, que agrava todavía más una crisis en la que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria demuestra su falta de capacidad para dar con una resolución apropiada, los representantes sindicales estudian las medidas que van a poner en marcha para, presumiblemente, intensificar las movilizaciones de lucha por sus derechos.

El calendario de paros previsto por la asamblea, no obstante, continúa su hoja de ruta. Las más de 200 profesionales que realizan su labor seguirán con los paros, en este caso el lunes 17, el viernes 21, el miércoles 26 y el viernes 29, este último además día en el que volverán a concentrarse ante el pleno municipal, como sucedió el pasado 31 de enero.

Sin embargo, estos pasos, que se mantienen, se podrían ver intensificados en los próximos días cuando evalúen las consecuencias que este despido han tenido en la plantilla, y la posibilidad de que se sigan produciendo en un plazo inminente.

Volverá a haber protesta ante el pleno

Las trabajadoras siguen pidiendo que el Ayuntamiento rescate el servicio de las manos de Ralons, cuyo contrato acaba en agosto pero cuentan con la opción de ampliarlo por dos años más de forma unilateral.

Presión.

El pleno del pasado viernes 31 contó en su orden del día con una petición del Partido Popular para que el Ayuntamiento rescatara el servicio, hecho que fue rechazado por el grupo de gobierno que integran PSOE-Podemos y Nueva Canarias. Sin embargo, desde la formación conservadora insisten en pedir al gobierno de la ciudad que tome medidas. «El Ayuntamiento tiene la obligación de atender de forma escrupulosa la educación y el cuidado de 1200 niños de entre 0 y 3 años y eso es imposible que suceda con una huelga parcial en ese servicio y con trabajadores que no cobran sus sueldos», refirió en un comunicado Pepa Luzardo, portavoz popular.

Luzardo insisto en que «hablamos de un servicio esencial, que atiende a menores y a familias y que es de responsabilidad municipal. Si los trabajadores de ese servicio no cobran y tienen que ir a la huelga Hidalgo no puede mirar para otro lado o hacer como que no es problema suyo».

La portavoz del PP pidió al gabinete de Augusto Hidalgo una actuación inmediata. «Exigimos que el Gobierno Local se tome esto en serio, que explore todas las alternativas posibles e incluso que empiece a utilizar el aval depositado en su momento por la empresa adjudicataria de este servicio para pagar directamente las nóminas de esos trabajadores. Cuando hay verdadero interés en solventar los problemas se encuentran soluciones, pero cuando el interés son los mosqueteros, las soluciones nunca llegan», significó en el comunicado.