Se invertirá casi un millón de euros en 2.400 metros cuadrados de aceras

De la Cruz del Ovejero al barrio de La Suerte, a pie

14/08/2017

El Ayuntamiento prevé iniciar entre octubre y noviembre la construcción de 2.400 metros cuadrados de aceras entre la Cruz del Ovejero y el barrio de La Suerte. El proyecto, que contempla también un aparcamiento de 60 plazas y una pequeña rotonda, cuenta con un presupuesto de 959.161 euros y se licitará en septiembre.

Las Palmas de Gran Canaria

Ordenar el tráfico entre la Cruz del Ovejero y la entrada al barrio de La Suerte, en Tamaraceite, es el objetivo del proyecto que el Ayuntamiento de la capital grancanaria pretende licitar en setiembre y poner en marcha entre octubre y noviembre. La propuesta, que cuenta con una inversión inicial de 959.161,60 y un plazo de ejecución de 8 meses, contempla crear 2.400 metros cuadrados de aceras en los dos sentidos de la antigua carretera a Teror -la vía que une ambos núcleos-, además de construir 60 aparcamientos y una rotonda en la entrada al núcleo residencial de La Suerte.

La intervención, como explica el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, pretende «resolver el nudo junto al Hiperdino, que es la entrada la barrio de La Suerte». Para ello se va a ampliar y completar la acera del lado izquierdo, entre el punto kilométrico 450 y el 600; crear una acera en el lado derecho, que ahora mismo no existe; dotar de una batería de 60 aparcamientos la zona y ordenar el tráfico en el acceso a La Suerte.

El vial se mantiene con sus actuales dimensiones de 3,50 metros por sentido de circulación. El resto de la actuación, apunta el edil de Urbanismo «lo vamos haciendo por tramos».

Así, explica que «resolver el nudo junto al Hiperdino» es una de la actuaciones más destacadas porque en esa zona de Tamaraceite «no hay aceras, es tierra, y se trata de urbanizar eso, resolver ese nudo».

Además, recuerda que «el tráfico ahora mismo es un problema» en un entorno que ha experimentado un crecimiento urbanístico considerable en los últimos años sin que se haya planificado soluciones en lo que a la circulación se refiere. «Es una zona con mucha gente que no tiene salida al tráfico», reconoce Doreste.

Este proyecto, que se planea financiar con cargo a las inversiones financieramente sostenibles, contempla dotar a esta área del distrito Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya de una rambla entre el vial y la zona de aparcamientos que se va a generar, para «mayor seguridad», apunta el concejal de Urbanismo del Consistorio capitalino.

«La idea es que la gente pueda ir caminando desde la Cruz del Ovejero hasta el colegio de Ciudad del Campo, con seguridad, o desde La Suerte al colegio», apunta Doreste, al recordar que el Ayuntamiento ya ha actuado en el entorno del centro educativo de Ciudad del Campo, atendiendo a la demanda de los vecinos y de la comunidad educativa.

Así, el edil explica que «el tramo entre la Cruz del Ovejero y el colegio de Ciudad del Campo ya es más una travesía que una carretera, de hecho está cedida por parte del Cabildo al Ayuntamiento».

Apunta, además, que «ya hemos actuado en el colegio de Ciudad del Campo con una zona de aparcamiento y otra de seguridad para que las guaguas y los coches no tengan que parar en la carretera para dejar a los niños».